Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Defender for IoT, la solución de seguridad de Extreme Networks que opera en cualquier red

  • Actualidad

Extreme Defender for IoT

Extreme Networks cree que los problemas de Internet de las Cosas relacionados con la ciberseguridad pueden llegar a lastrar los despliegues de esta tecnología. Su nueva solución de seguridad para entornos IoT opera en cualquier tipo de red y facilita la protección tanto de dispositivos cableados como inalámbricos, ayudando a resolver los retos más comunes en este campo.

También puedes leer...

Cómo evaluar las opciones de SD-WAN

La Seguridad es Infinity

Gestión de cuentas con privilegios para Dummies

Cómo combatir las amenazas cifradas

Cómo vencer al malware evasivo

Extreme Networks acaba de lanzar su solución de seguridad de red para entornos IoT y que forma parte de su solución Smart OmniEdge. Viene a cubrir, según explica el fabricante, dos necesidades en la gestión de la seguridad en entornos de Internet de las Cosas. Por un lado, la mayoría de dispositivos conectados carece de seguridad incorporada ya que fueron diseñados para funcionar en redes propietarias y cerradas, en las que hay un estricto control y no se requería seguridad a nivel de dispositivo. Estos dispositivos no fueron diseñados para conectarse a una red pública, y por tanto pueden presentar sistemas operativos desactualizados, contraseñas incrustadas en el firmware, accesibles para un hacker, o carecer de capacidades antivirus y de firewall. Por otro, en general, se implementan en una sección de red no segmentada, de modo que, si un atacante consigue acceder al dispositivo, a través del mismo podrá acceder a áreas sensibles de la red.

Defender for IoT es una solución que protege tanto los dispositivos cableados como inalámbricos, puede implementarse en cualquier tipo de red y es muy sencilla de usar, incluso por personal no técnico.  

Así, entre sus principales características destaca que puede operar en redes con equipamiento de cualquier fabricante del mercado, lo que permite proteger a todos los dispositivos IoT y segmentar la red mediante túneles IPSec, sin necesidad de hacer cambios de configuración en la red. Además, no añade no añade complejidad de gestión a un tipo de entornos ya de por sí complejos, sino que es fácil de implementar y manejar. De hecho, “basta con conectar el adaptador en un puerto Ethernet y ejecutar la aplicación. Es capaz de aprender los patrones de tráfico típicos de los dispositivos de red y genera dinámicamente y de forma automática políticas de seguridad que definen cómo y con qué elementos de TI puede comunicarse un dispositivo. Una vez generados los perfiles de tráfico del dispositivo en cuestión, se coloca un adaptador entre el dispositivo y el puerto de red y se aplica el perfil de seguridad correspondiente mediante un simple menú desplegable. Esta tarea es tan sencilla que incluso personal no técnico de la empresa puede realizarlo”, explica la firma.

Además, permite segmentar fácilmente grupos de dispositivos IoT en múltiples zonas de seguridad aisladas, lo que reduce la superficie de ataque de la red. Los usuarios también pueden monitorizar y rastrear el uso del dispositivo, su ubicación y desplazamiento (roaming) de forma centralizada.

Hay un dispositivo opcional, AP3912 ExtremeMobility, que ofrece el mismo nivel de protección que el adaptador Defender for IoT, tanto para dispositivos cableados como inalámbricos, pero con la ventaja adicional de admitir múltiples dispositivos en la misma sala.

La solución está especialmente indicada para su implementación en centros educativos, hospitalarios, recintos de eventos y hoteles, industria, transporte, retail y otros entornos que dependen de dispositivos IoT para sus operaciones críticas.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos