El tejido empresarial español debe protegerse de forma proactiva

  • Endpoint

Dynabook

Las empresas deben asegurarse de que están invirtiendo en dispositivos con núcleo seguro, diseñados para reforzar el trabajo a distancia. También es importante concienciar a los equipos sobre las prácticas de ciberseguridad que mantienen sus datos a salvo y segmentar el acceso.

Recomendados: 

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

Microsegmentación, clave para seguridad empresarial Leer

2021 ha sido un año especialmente complicado para la seguridad en nuestro país. España se ha posicionado como el tercer país que más ciberataques ha sufrido con 40.000 al día, lo que representa un aumento del 125% si se compara con los datos de 2020. Este año, las empresas tendrán que reforzar sus soluciones de seguridad y garantizar que sus equipos estén igualmente seguros, tanto si trabajan en la oficina, como en casa.

Para Maite Ramos, directora de Dynabook Iberia, “el tejido empresarial de Iberia debe protegerse de forma proactiva. La seguridad de los datos comienza con la compra de dispositivos y también con la formación de profesionales adaptados al nuevo modelo de trabajo híbrido”. Entre las principales claves para asegurar la protección de los datos de las empresas se encuentran las siguientes:

Un diseño seguro para garantizar una protección de los datos óptima

Las empresas deben asegurarse de que están invirtiendo en dispositivos seguros, portátiles y potentes, diseñados para reforzar el trabajo a distancia. Contar con mecanismos de autenticación fiables es una manera ideal de proteger los recursos corporativos con la ayuda de la tecnología. Un portátil de empresa debe tener una opción de autenticación biométrica, como el reconocimiento facial o a través de huella dactilar.

Además, es crucial disponer de modelos con núcleo seguro, especialmente diseñados para manejar datos críticos y proteger a los trabajadores que operan en algunas de las industrias más sensibles. Es el caso de los proveedores de atención sanitaria, que manejan registros médicos e información de identificación personal (PII), que son objetivo potencial de phishing y otros ataques; o las empresas que emplean trabajadores móviles, que requieren acceso a información comercial crítica fuera de la oficina.

Formación en seguridad para todos los profesionales

El teletrabajo ha provocado que los ataques se intensifiquen, y concienciar a los equipos sobre las prácticas de ciberseguridad que mantienen sus datos a salvo puede marcar la diferencia. La capacitación es un punto clave a considerar en materia de ciberseguridad. Este compromiso con la seguridad debe formar parte de la cultura empresarial y no ser un hándicap de cara a la productividad o generación de servicios. Se debe reforzar, siempre de manera conjunta, el mensaje de que la seguridad forma parte de un todo y que esta se debe aplicar de manera conjunta y participativa.

Anticiparse a los ataques de los ciberdelincuentes

En lugar de poner remedio, hay que anticiparse a los ciberataques. Segmentar el acceso es una forma de garantizar que sólo acceden a la información corporativa las personas adecuadas, y el firmware de la BIOS es una forma de proteger los dispositivos de los ataques desde el primer momento. Con esta tecnología, los administradores de TI pueden conceder a cada trabajador derechos de acceso individuales, así como desactivar los dispositivos innecesarios.