La protección en el endpoint es una inversión esencial para las empresas sanitarias

  • Endpoint

endpoint

El sector sanitario ya era un objetivo de los ciberdelincuentes pero, desde que se desencadenó la pandemia, el volumen y la severidad de los ataques han ido a más. La preocupación del sector va en aumento, y el 58% de los líderes sanitarios considera que invertir en ciberseguridad es de una alta prioridad y, en concreto, mejorar la protección en el endpoint es esencial.

Recomendados: 

Tecnología y Sanidad: Mejora en la atención al usuario Leer

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer

Por qué adoptar una infraestructura inteligente en la atención médica Leer 

Las organizaciones sanitarias han sido uno de los principales objetivos del cibercrimen en los últimos meses. No resulta extraño ya que, como recoge Accenture, los historiales médicos robados valen entre diez y cuarenta veces más que los números de tarjetas de crédito en la dark web. Además, en este sector las implicaciones financieras de una filtración de datos son ahora mayores que las de cualquier otro sector, con un precio medio por filtración en 2020 de en torno a 5,9 millones de euros (7,13 millones de dólares).

Han sido meses en los que, según Jorge Martínez, director regional de OpenText para España y Portugal, hemos visto nuevos vectores de ataque disponibles: al igual que los sistemas de salud habituales, como los informes médicos electrónicos o el software financiero, se han visto comprometidos por ataques de ransomware. La infección también se ha expandido a los dispositivos conectados a IoT, como las máquinas de imágenes (resonancia magnética o TAC) y los smartphones, por lo que se hace especialmente difícil de erradicar”.

Ante esta situación, el 58% de los líderes sanitarios encuestados por MIT Technology Review señala que considera que invertir en ciberseguridad es de una alta prioridad, y, en concreto, mejorar la protección en el endpoint es una inversión esencial.

Las organizaciones sanitarias deben introducir mejoras en materia de protección digital que reflejen su papel actual como infraestructuras críticas, recomiendan los expertos de OpenText. Para esta compañía, la seguridad de los endpoints es especialmente importante a medida que la sanidad sigue haciendo avances en transformación digital y telemedicina, la cual ha llegado para quedarse. A medida que aumenta la complejidad de los ataques, las organizaciones sanitarias deben mejorar sus herramientas, tácticas y formación para adelantarse a los delincuentes. 

Las organizaciones sanitarias deben considerar las posibles consecuencias en términos de brechas de seguridad, interrupciones del servicio o daños reputacionales que podrían ocasionar pérdidas millonarias. “Por eso, deben impulsar mejoras en la ciberseguridad a través de la incorporación de soluciones modernas que incorporen inteligencia artificial, automatización y machine learning para detectar amenazas y anomalías en tiempo real”, señala la firma, que dispone de un solución que cubre estos aspectos.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos