Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

2018 cerrará con 4 millones de nuevas apps maliciosas para Android

  • Endpoint

Android Malware

Sólo en los primeros 9 meses se han superado los 3 millones de amenazas que vieron la luz en todo 2017. Gran parte del problema radica en la presencia de un parque móvil desactualizado, siendo fundamental usar soluciones de seguridad y mejorar la distribución de actualizaciones.

También puedes leer...

DNS Security for Dummies

Diez capas de seguridad para contenedores

20 Casos de uso de CASB

Los riesgos de Blockchain

Diez consejos sobre la gestión de Bots

El ritmo de creación de apps maliciosas diseñadas para atacar a los sistemas Android sigue creciendo exponencialmente, y todo indica que se llegarán a alcanzar los 4 millones de nuevas amenazas. Así lo creen en G DATA, en vista de los 3,19 millones de nuevas apps maliciosas que vieron la luz a lo largo de los nueve primeros meses del año, lo que equivale a 11.700 nuevas amenazas cada día, superando los 3 millones que se contabilizaron en todo 2017.

Los investigadores atribuyen este crecimiento al elevado índice de penetración de los smartphones, unos dispositivos que están repletos de información personal y profesional, y que los cibercriminales también los usan como acceso privilegiados a las redes empresariales. Lo realmente preocupante es que se trata de un parque móvil, particular o empresarial, en gran medida desactualizado, siendo fundamental usar con soluciones de seguridad, tanto para empresas como particulares, y mejorar la distribución de las actualizaciones.

La clave para una mejor protección de smartphones y tablets reside en la distribución a tiempo de las últimas actualizaciones de seguridad. Los investigadores de seguridad señalan que los proveedores de dispositivos están obligados a mantener al respecto estándares más altos, pero lo cierto es la mayoría de los fabricantes de móviles Android olvidan incluir algunos parches.

Desde el pasado verano Google obliga a que los principales fabricantes de smartphones Android proporcionen sus actualizaciones de seguridad durante al menos dos años. De acuerdo con los términos de los contratos, los teléfonos móviles deben recibir al menos cuatro actualizaciones de seguridad de Google en el primer año y actualizaciones regulares en el segundo. Al final de cada mes, los dispositivos deben estar protegidos contra todas las vulnerabilidades descubiertas más de 90 días antes. Sin embargo, esta regulación contractual sólo se aplica a los smartphones que hayan sido activados por al menos 100.000 usuarios y para los dispositivos que salgan al mercado después del 31 de enero de 2018. Además, se suponía que gran parte de este reglamento se habría aplicado antes del 31 de julio de este año, pero hay un período de gracia hasta el 31 de enero de 2019.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos