Caen las acciones de Darktrace al no alcanzarse un acuerdo de compra con Thoma Bravo

  • Actualidad

seguridad acuerdos digital

La firma de capital privado Thoma Bravo y Darktrace, empresa británica de ciberseguridad, han puesto fin a las conversaciones de compra al no haber alcanzado un acuerdo respecto al precio.

En un comunicado, Darktrace, especializada en software de seguridad basado en IA, anunció que su junta directiva confirmaba que “las conversaciones con Thoma Bravo han terminado”. La noticia ha provocado una caída de las acciones de Darktrace caigan un 35% en la Bolsa de Londres, o 514,6 peniques por título.

Estas misma semana Darktrace presentaba resultados con un incremento de los ingresos del 46% hasta los 415,5 millones de dólares para su año fiscal 2022 que finalizó el pasado 30 de junio. Los beneficios han sido de 1,46 millones de dólares, frente a los 146 millones de pérdidas del año pasado.

En el comunicado la compañía asegura que “la Junta sigue teniendo mucha confianza en las perspectivas futuras de la Compañía”, y que el objetivo de Darktrace sigue siendo “mejorar su posición como líder mundial en inteligencia artificial de ciberseguridad”.

Thoma Bravo es una conocida firma de capital privado que en los últimos años ha acelerado la inversión en empresas de ciberseguridad. El año pasado compró Proofpoint por 12.300 millones de dólares, y este año ha sumado a SailPoint, una empresa de seguridad de la identidad, por 6.900 millones de dólares; y Ping Identity, centrada en soluciones de identidad, por 2.800 millones de dólares.