¿Qué hacer para no perder los datos personales?

  • Actualidad

backup cloud

En un entorno cada vez más digitalizado, hay muchas formas de perder información personal de alto valor y, aunque algunas son fácilmente evitables, otras son más difíciles de predecir y prevenir. Aparte de disponer de copias de seguridad, hay otras maneras de salvar nuestros dispositivos de una pérdida de datos que Eset ha condensado en una serie de consejos que vale la pena conocer.

Recomendados: 

Protección avanzada de datos y continuidad de negocio con Nutanix y Veeam Webinar 

Transacciones electrónicas europeas: cumpliendo con eIDAS Webinar

Nuestros ficheros, sean personales (como fotos, documentación bancaria, …) o profesiones (trabajos, propuestas, …) pueden sufrir daños que, en muchos casos, son evitables si se dispone de una copia de seguridad, aunque el usuario tiene que asegurarse de que el respaldo de los datos se realiza de forma frecuente para que la pérdida sea mínima y, sobre todo, de que la copia se está realizando de forma correcta, para poder echar mano de ella cuando sea necesario.

La mejor aproximación en materia de seguridad, según Eset, sigue siendo utilizar varios medios diferentes para realizar la copia de seguridad como, por ejemplo, una solución de almacenamiento en la nube con buena reputación y discos duros externos que puedan guardarse en un lugar diferente a donde se encuentra la información que salvaguardamos. Además, es una buena práctica cifrar toda información que sea considerada como crítica o sensible para evitar que pueda ser visualizada por personas no autorizadas o filtrada.

¿Y si no se tiene una copia?
La firma ha reunido una serie de acciones que hay que llevar cabo en el caso de no tener esa copia, en función de diferentes escenarios.

De forma general, si nos tenemos que enfrentar a una situación de pérdida de datos, debemos dejar de utilizar el dispositivo tan pronto como nos demos cuenta, conectarlo a la corriente eléctrica si se está funcionando con baterías, desactivar toda conexión de red y, si es posible, activar el “modo avión” o similar.

Si hemos vertido accidentalmente algún tipo de líquido sobre el dispositivo, debemos desconectarlo inmediatamente de la corriente eléctrica y secarlo rápidamente con un trapo seco, desconectándolo de cualquier otro dispositivo. Tras eso deberemos esperar a que se seque completamente, un procedimiento que puede durar varios días, antes de probar a encenderlo de nuevo. Es posible que, en función del daño sufrido, sea necesario contratar algún tipo de servicio profesional.

También existen soluciones por software que pueden ayudarnos en determinados casos. Existen descifradores gratuitos que pueden ayudarnos a recuperar archivos cifrados por un ransomware, aunque hay que tener en cuenta que la mayoría de las veces estos descifradores están disponibles para versiones antiguas de este tipo de amenazas. También existen herramientas de recuperación de datos disponibles en el mercado, muchas de ellas especializadas en recuperar información de ciertos dispositivos o sistemas operativos.

En cualquier caso, si no estamos seguros de lo que vamos a hacer, lo mejor es contar con los servicios de alguien especializado en la recuperación de información. En ese caso, cuanto menos manipulemos la información afectada, más fácil resultará recuperarla. También debemos considerar el precio de estos servicios ya que no suelen ser baratos, aunque suelen compensar si la información perdida resulta valiosa.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos