'No more ransom' impide que 632 millones de dólares acaben en manos de los ciberdelincuentes

  • Actualidad

No more ransom

En su cuarto aniversario, la iniciativa de lucha contra el ransomware ha hecho balance. Desde su creación, su herramienta de descifrado ha recibido 4,3 millones de visitas de usuarios de 188 países y ha impedido que casi 632 millones de dólares vayan a parar a los bolsillos de los ciberdelincuentes.

 

‘No More Ransom’ sigue ayudando a las víctimas de ransomware de todo el mundo y evitando que paguen los rescates que les exigen los ciberdelincuentes. En julio, la iniciativa ha hecho balance de sus primeros cuatro años y ha dado detalles de su labor, entre ellos que el repositorio de su herramienta de descifrado ha sido visitada por más de 4,2 millones de personas de 188 países y que, a través de la iniciativa, se ha impedido que aproximadamente 632 millones de dólares, que los delincuentes exigían en rescates, no han llegado a sus manos.

Estos datos han llegado acompañados por una advertencia: el ransomware ha aumentado de forma alarmante en los últimos meses.

Así funciona
‘No more ransom’ es una iniciativa público-privada en la que participan 163 socios y cuaya principal herramienta es un portal, disponible en 36 idiomas, que cuenta ya con 28 herramientas con capacidad para descifrar 140 tipos diferentes de infecciones de ransomware. Con ellas, las víctimas pueden recuperar sus datos sin tener que pagar los rescates que piden los ciberdelincuentes.

Para conseguir la ayuda, las posibles víctimas solo tienen que ir a la web nomoreransom.org y seguir los pasos del Crypto Sheriff para poder identificar la cepa de ransomware que afecta a su dispositivo. Una vez que se conoce este dato, si hay una solución disponible, se les ofrece un enlace para descargar gratis la herramienta de descifrado.

Prevenir, mejor que curar
Estas son algunas medidas que se deben tomar para estar protegidos contra el ransomware:

-- Tener siempre una copia de sus archivos más importantes en otro lugar: en la nube, en un dispositivo que no esté online, en una tarjeta de memoria o en otro ordenador.

-- Utilizar un software antivirus fiable y actualizado.

-- No descargar programas de fuentes sospechosas.

-- No abrir archivos adjuntos en correos electrónicos de remitentes desconocidos, incluso si parecen importantes y creíbles.

-- Y si se convierte en víctima, no paar el rescate.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos