Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Más del 30% de las fugas de datos en empresas españolas acaba en despidos

  • Actualidad

Brechas - despidos

Hasta ahora, cuando se habla de brechas de datos empresariales, la atención se ha centrado en las repercusiones económicas y en las pérdidas reputacionales. Un nuevo informe, habla de una tercera consecuencia: los despidos. Casi un tercio de las fugas de datos en las empresas españolas acaba en pérdida de puestos de trabajo.

También puedes leer...

DNS Security for Dummies

Diez capas de seguridad para contenedores

20 Casos de uso de CASB

Los riesgos de Blockchain

Diez consejos sobre la gestión de Bots

El 31,9% de las fugas de información en el pasado año acabaron en España con despidos en la empresa. Y en el 50% de las empresas, los despidos afectaron a empleados senior de otros departamentos distintos a TI. Son conclusiones del estudio “Del auge a la caída de los datos: riesgos y premios de proteger la información personal”, llevado a cabo por B2B International y Kaspersky Lab.

Según este documento,  en el último año, el 23,9% de las empresas españolas sufrió una fuga de información que, en la mitad de los casos (52,2%), afectó a información personal de los clientes. En cuanto a los empleados involucrados, no siempre consiguieron mantener su empleo, ni siquiera entre los directivos.

Para las empresas, esto supone mucho más que pérdida de “talento”: el 49,3% de las compañías españolas tuvo que indemnizar a los clientes afectados, casi un tercio (30,4%) tuvo problemas para conseguir nuevos clientes, y casi otro tercio (32,7%) pagó multas y otras penalizaciones.

Como explica Kaspersky Lab, la información fuera de control aumenta el riesgo de brechas. En el actual contexto, las empresas recopilan y almacenan datos personales de sus clientes y empleados, y están sometidas a normativas como GDPR. Lo que aumenta el riesgo es la forma en la que las empresas almacenan sus datos, ya que “aproximadamente el 20% de los datos de clientes y corporativos se almacena fuera del perímetro corporativo, en la nube pública, los dispositivos BYOD y en aplicaciones SaaS, lo que hace que el control del flujo de datos y mantenerlos seguros suponga un auténtico desafío para las empresas”, sostiene el especialista.

Según el informe, el 86% de las empresas cuenta con alguna solución para proteger los datos y política de cumplimiento. Sin embargo, estas políticas no garantizan que los datos se tratarán de manera adecuada.

Existe una necesidad de soluciones de seguridad que puedan proteger los datos en toda la infraestructura, incluida la nube, dispositivos, aplicaciones y demás. También es necesario mejorar la conciencia de ciberseguridad entre el personal de TI y del resto de la empresa, ya que cada vez más unidades de negocio trabajan con datos y, por lo tanto, deben comprender como mantenerlos seguros.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos