La escasez mundial de semiconductores afectará a la seguridad de las empresas

  • Endpoint

ciberataque vulnerabilidad seguridad

A lo largo de este año asistiremos a un aumento de los ciberataques por motivos políticos y de los grupos de ransomware a la caza de datos médicos y personales. Además, los expertos también esperan que se produzcan filtraciones de datos de los proveedores de servicios públicos.

  Recomendados....

» Tendencias 2023 en ciberseguridad para blindar a las empresas  Webinar
» Ciberseguridad y normativa: claves de la confianza del ciudadano en los servicios públicos Acceder 
» Digitalización y negocio. Qué nos depararán las TI en 2023 Informe

El informe "Amenazas a la ciberseguridad: lo que nos espera en 2023", elaborado por los expertos en ciberseguridad de Kaspersky, junto con organizaciones de ciberseguridad de renombre internacional, recalca que la situación geopolítica actual, especialmente los conflictos armados, tendrá un efecto importante en la ciberseguridad. Los datos, dispositivos y redes públicos corren el riesgo de ser interrumpidos o dañados deliberadamente, a menudo infringiendo las leyes bélicas. Las empresas y los usuarios finales deben tener en cuenta la situación actual mientras protegen sus datos, su información personal o sus finanzas.

En sus predicciones, los expertos expresan su preocupación por la escasez mundial de semiconductores, que afectará a la ciberseguridad de las empresas. Aunque muchas empresas necesitan cada vez más potencia informática -servidores, estaciones de trabajo, hardware de red, etc.-, el precio de los equipos sigue aumentando. Además, es probable que aumenten los ataques a los sectores de la educación y la sanidad, así como las campañas dirigidas contra los líderes de la industria, especialmente los que poseen información crítica, como datos sensibles, conocimientos especializados de alto nivel y tecnologías avanzadas.

Las opiniones de los expertos ponen de manifiesto la complejidad de la ciberseguridad moderna y la gran necesidad de cooperación entre las distintas organizaciones para combatir las ciberamenazas a las que están expuestos sectores, individuos o incluso países enteros.

Según los colaboradores, el ransomware seguirá siendo una de las mayores amenazas para las empresas, y una de las principales preocupaciones es no sólo protegerse de estos ataques, sino también hacer que las soluciones de seguridad sean asequibles.