Preocupan las vulnerabilidades y riesgos introducidos por el trabajo remoto

  • Endpoint

seguridad usuario formacion

Más del 30% de los responsables de seguridad dijeron que las actualizaciones de software y las políticas BYOD no tenían prioridad, y sólo el 11% confirmó que podían mantener con confianza una visión holística de las superficies de ataque de sus organizaciones.

Recomendados: 

Arquitecturas de Seguridad, ¿qué ventajas ofrecen? Webinar

Brechas de seguridad, ¿hay opciones? Webinar 

Para proteger a los empleados del COVID-19, las empresas cambiaron rápidamente para hacer posible el trabajo desde casa y mantener la productividad empresarial. Obligadas a acelerar las iniciativas de transformación digital, esto creó la tormenta perfecta. Skybox Security ha publicado el informe Skybox 2020 "Ciberseguridad en la nueva normalidad",  que revela que el 73% de los ejecutivos de seguridad y TI están preocupados por las nuevas vulnerabilidades y riesgos introducidos por la fuerza laboral distribuida.

El informe también revela una desconexión alarmante entre la confianza en la postura de seguridad y el aumento de los ciberataques durante la pandemia. Skybox Research Lab señala  que 2020 será un año récord para nuevas vulnerabilidades, con un aumento del 34% respecto al año anterior, un indicador clave del crecimiento previsto de futuros ataques. Como resultado, los equipos de seguridad ahora tienen más que proteger que nunca, pero, de acuerdo con el informe, las organizaciones tienen demasiada confianza en su postura de seguridad y necesitan nuevas estrategias para asegurar una fuerza laboral distribuida a largo plazo. De hecho, el 70% de los encuestados proyectaron que al menos un tercio de sus empleados permanecerán trabajando en remoto en los próximos 18 meses.

El informe señala que no dar prioridad a las tareas de seguridad aumenta el riesgo. Concretamente, más del 30% de los ejecutivos de seguridad dijeron que las actualizaciones de software y las políticas BYOD no tenían prioridad, y el 42% señaló que las tareas de reporting no tenían prioridad desde el inicio de la pandemia. Por otra parte, el 32% tuvo dificultades para validar si las configuraciones de red y seguridad socavaban la postura de seguridad. El 55% admitió que les era al menos moderadamente difícil validar que las configuraciones de seguridad y de red no aumentaban el riesgo.

El estudio revela asimismo que los equipos de seguridad tienen demasiada confianza en su postura de seguridad. Si bien solo el 11% confirmó que podían mantener con confianza una visión holística de las superficies de ataque de sus organizaciones, sorprendentemente, el 93% de los ejecutivos de seguridad aún confiaban en que los cambios se validaron correctamente.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos