El 57% de los empleados permite que otros miembros del hogar usen sus dispositivos

  • Endpoint

teletrabajador

Un 67% de los teletrabajadores ignora las políticas de seguridad corporativas, y un 82% reconoce que reutiliza contraseñas, unas malas prácticas de seguridad que podrían obligar a las empresas a reconsiderar la viabilidad de seguir trabajando en remoto a largo plazo.

Recomendados: 

Trabajo seguro desde cualquier lugar: adaptándonos a la "nueva normalidad" Webinar

Arquitecturas de Seguridad, ¿qué ventajas ofrecen? Webinar

La mayoría de los empleados se sienten más productivos en casa y quieren continuar trabajando a distancia, incluso después de que se considere seguro volver a las oficinas, pero esto podría acabarse debido a las malas prácticas de seguridad. Un nuevo estudio de CyberArk sobre el teletrabajo señala que el 67% de los trabajadores admite haber encontrado soluciones alternativas a las políticas de seguridad corporativas para ser más productivo, incluidos el envío de documentos de trabajo a direcciones de correo electrónico personales, compartir contraseñas e instalar aplicaciones no autorizadas. Sin embargo, los malos hábitos de seguridad van mucho más allá de eludir una o dos normas.

Contar con más educación no está cambiando estos comportamientos. De hecho, el 54% de los afirmó que habían recibido formación en seguridad específica para el teletrabajo. Sin embargo, el 69% admite utilizar dispositivos corporativos para uso personal, y el 57% confiesa que permite que otros miembros de su hogar usen sus dispositivos corporativos para actividades como tareas escolares, juegos y compras. Estos datos arrojan un incremento del 185% con respecto a un estudio similar realizado en primavera de este año por CyberArk. Por otra parte, un 82% señala que reutiliza contraseñas, lo que supone un 12% más que en el estudio anterior.

“La pandemia global ha sido la prueba más grande hasta la fecha para el futuro del trabajo asignado. Los trabajadores han demostrado ser increíblemente resistentes a medida que se enfrentan a los retos y superan tanto el estrés como los obstáculos de combinar la vida laboral y familiar”, apunta Matt Cohen, director de operaciones de CyberArk. “A medida que continuamos adaptándonos a esta nueva forma de operar es responsabilidad tanto de los empleados como de las empresas asumir la responsabilidad de la seguridad corporativa. Las compañías deben reforzar, continuamente, sus mejores prácticas e implementar herramientas y políticas fáciles de usar, mientras que los empleados deben comprender y ser receptivos a dichas políticas".

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos