La digitalización de los pagos impulsa el uso de los sistemas biométricos

  • Actualidad

biometria

Los métodos de pagos digitales han experimentado una gran evolución en los dos últimos años. En línea con ese crecimiento, también lo hacen los sistemas biométricos, que son claves para garantizar la seguridad. En 2022 se mantendrá esta tendencia, según los pronósticos de PaynoPain para 2022.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento

Microsegmentación, clave para seguridad empresarial Leer

PaynoPain, empresa española especializada en el desarrollo de herramientas de pagos online, ha reunido las tendencias que marcarán el 2022 de la mano del mercado del FinTech.

- Cashless & Contactless: los métodos “contactless” desde el móvil u otros dispositivos como los wearables (relojes u otros accesorios) continuarán en ascenso y serán una alternativa cada vez más popular. La utilización de tarjetas virtuales en “monederos electrónicos”, los códigos QR, los Pagos MoTo y Pay by link, y sobre todo los Peer-to-peer, batirán nuevos récords en 2022. El porcentaje de implementación de los pagos instantáneos entre personas ya alcanza a casi el 90% de los bancos españoles, según una encuesta del Banco de España, principalmente tras la aparición de la solución de pagos de la banca española, Bizum, y seguirá creciendo.

- Sistemas biométricos: tras la digitalización de los pagos, y el aumento del eCommerce, una de las mayores demandas es la seguridad. En este sentido, la tecnología de identificación biométrica fue ganando terreno al ser una gran herramienta a la hora de autenticar la identidad de los usuarios por estar basada en el reconocimiento de una característica física e intransferible de las personas. La aplicación de la PSD2 ha sido un disparador claro para su uso. Ahora, la identificación del usuario puede efectuarse por múltiples mecanismos como la huella dactilar, el reconocimiento facial, el escáner de retina o el reconocimiento de voz. Se está utilizando en proyectos muy ambiciosos como sistemas de lectura de las venas de la mano o el pago por reconocimiento de las venas oculares.

- Auténtica omnicanalidad: de la mano del auge del comercio electrónico, han llegado nuevas tecnologías digitales que permiten a los comercios establecer una estrecha relación con los clientes, comprendiendo su situación en tiempo real. Esto impulsará el desarrollo de estrategias de omnicanalidad hiper personalizadas, cuyo objetivo final será ofrecer al usuario una experiencia homogénea a través de todos los canales de contacto que una empresa pueda mantener con él, tanto en el mundo offline como en el digital. El año que viene veremos muchas tendencias relacionadas a alcanzar una auténtica omnicanalidad, y la capacidad de adaptación con la que las empresas lo consigan definirá, en muchos casos, la supervivencia de muchas de ellas.

- Criptomonedas: gracias al Bitcoin, las monedas virtuales están más de moda que nunca y cuentan sus seguidores por millones. Como sistema de pago es de los más seguros y sofisticados que existen y permiten a los negocios online ofrecer el pago con criptomonedas y recibir ellos moneda FIAT (Euros) en la cuenta de la empresa. Aunque todavía no es de uso generalizado, lo cierto es que el blockchain ya tiene muchos adeptos que utilizan las criptomonedas en su vida diaria y su adopción irá en aumento.