España, país que más correo malicioso recibió en 2020 y octavo emisor mundial de spam

  • Actualidad

Kaspersky correo malicioso

España encabeza la lista de países receptores de correo malicioso en 2020, un puesto en el que parece haberse enrocado tras llegar a él en el tercer trimestre del año. Recibió el 8,48% del total mundial de estos ataques y se sitúa como el octavo emisor de spam en todo el mundo.

Recomendados: 

2021, ¿el año de la ciberdefensa? Webinar

Trabajo seguro desde cualquier lugar: adaptándonos a la "nueva normalidad" Leer

Threat Hunting Report 2020: así son las campañas de intrusiones hoy en día Leer 

España es el país que más correos maliciosos recibió en 2020. Llegó a la cabeza de la lista en el tercer trimestre y mantuvo el puesto en el conjunto del año, según una nueva investigación de Kaspersky. Avala esta afirmación que el 8,48% de los usuarios de sus soluciones de seguridad que recibieron este tipo de mensajes en su correo electrónico eran españoles. Le siguen Alemania (7,05%) y Rusia (5,87%).

En 2020, la proporción de spam sobre el tráfico de correo global disminuyó en comparación con el año anterior, y su promedio mensual fue del 50,37%. Esto puede deberse a la transición hacia el teletrabajo y, en consecuencia, a un aumento en el volumen de correspondencia legítima.

En cuanto a los países emisores de spam, cabe destacar en 2020 la entrada de numerosos países europeos en la clasificación. Rusia se mantiene como primer emisor de correo basura en todo el mundo (21,27%), desplazando a Estados Unidos y China, líderes de años anteriores. Por detrás de Rusia se sitúa Alemania (10,97%), Estados Unidos (10,47%) y China (6,21%). Les sigue Francia (5,97%), Holanda (4%), Brasil (3,26%) y España (2,66%), en el octavo puesto..

Los consejos del especialista para estar protegidos

-- Prestar mucha atención y no abrir ningún archivo o adjunto sospechoso recibido de fuentes desconocidas. Revisar el formato de la URL y la ortografía del nombre de la empresa antes de descargar cualquier cosa. Los sitios web falsos pueden parecerse a los reales, pero habrá anomalías que ayudan a detectar la diferencia.

-- No descargar e instalar aplicaciones de fuentes no fiables.

-- No hacer clic en ningún enlace recibido de fuentes desconocidas y en anuncios online sospechosos.

-- Crear contraseñas fuertes y únicas, incluyendo una mezcla de letras minúsculas y mayúsculas, números y puntuación, y activar la autenticación de dos factores.

-- Instalar siempre las actualizaciones. Algunas de ellas pueden contener correcciones de problemas críticos de seguridad.

-- Ignorar los mensajes que solicitan la desactivación de los sistemas de seguridad para el software de oficina o el software antivirus.

-- Utilizar una solución de seguridad robusta apropiada para su sistema y dispositivos.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos