Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tecnología española lista para conquistar el mercado de sistemas antidrones

  • Actualidad

sistema antidron Indra

Desde que los incidentes de drones obligaron a cerrar los aeropuertos de Gatwick y Heathrow, el mercado de sistemas antidrones se prepara para crecer al quedar patente su necesidad. Indra es una de las pocas empresas del mundo que dispone de una solución integral, específicamente preparada y probada para proteger un aeropuerto o cualquier otro espacio frente a drones que vuelen sin autorización.

También puedes leer...

Cómo evaluar las opciones de SD-WAN

La Seguridad es Infinity

Gestión de cuentas con privilegios para Dummies

Cómo combatir las amenazas cifradas

Cómo vencer al malware evasivo

Un estudio de la consultora MarketsandMarkets sobre el mercado de sistemas antidrones calcula que registrará importantes crecimientos entre 2018 y 2024. Su cifra de negocio pasará de 499 millones de dólares de 2018 a 2.276 millones, y todas las razones de esta evolución apuntan hacia el mal uso que se hace de los drones y el aumento de los incidentes de seguridad, cuyos episodios más evidentes han tenido lugar en el último mes por el cierre de los aeropuertos británicos de Gatwick (en Navidad) y de Heathrow (este mismo mes de enero).

Las empresas con soluciones que permitan detectar y si procede detener a los drones que supongan un peligro verán, sin duda, crecer sus ingresos, y ahí la empresa tecnológica Indra saca músculo ya que es una de las pocas compañías del mundo que ya ha vendido su sistema a clientes gubernamentales con requisitos operativos de enorme exigencia.

Se trata de un escudo inteligente, denominado ARMS (Anti RPAS Multisensor System), que detecta la presencia de estas aeronaves a kilómetros de distancia y las neutraliza si invaden el espacio a proteger.

El sistema, según explica, está perfectamente adaptado para operar en aeropuertos: modula su respuesta para no interferir con las operaciones aéreas y se integra con la torre para multiplicar su eficacia y precisión. Se puede utilizar de forma dirigida para dejar fuera de juego un solo dron, en una intervención ‘quirúrgica’, o todo un enjambre de aeronaves completo, aplicando medidas más agresivas. “Puede llegar a activar incluso una cúpula de protección completa”, asegura la firma.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos