Asociación de Palo Alto Networks y Siemens para proteger las infraestructuras críticas

  • Infraestructuras críticas

acuerdo contrato

Palo Alto Networks y Siemens han decidido unir sus fortalezas para proteger las infraestructuras críticas. La asociación se materializa en la unión de los firewalls virtuales de la serie VM de la primera, con las plataformas multiservicio Ruggedcom de la segunda, con el objetivo de ofrecer seguridad en el ‘edge’ para entornos de misión crítica.

Recomendados: 

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer

La asociación que acaban de anunciar se plasmará en la integración de los firewalls virtuales de última generación de la serie VM de Palo Alto Networks y las plataformas multiservicio Siemens Ruggedcom para habilitar un hardware escalable de forma continua que permitirá a los clientes ampliar la política de seguridad y visibilidad de forma coherente en las infraestructuras de TI, tecnología operacional crítica y sistemas de control industrial (ICS).

Los firewalls virtuales de Palo Alto se pueden implamentar sin problemas en cualquier entorno virtual o de la nube y son altamente escalables. Protegen todo el tráfico, incluido el cifrado, que incluye la identidad del usuario, la identidad de la aplicación y la identidad del dispositivo, así como parar ciberamenazas modernas, utilizando servicios de seguridad integrados de forma nativa. La gestión centralizada facilita la ampliación de la protección y la seguridad a los sistemas industriales sobre la plataforma multiservicio Ruggedcom RX1500 de Siemens.

El Ruggedcom APE1808 para RX1500 también es clave en el acuerdo, ya que es un plataforma de hosting de aplicaciones industriales para operar aplicaciones de software de otras empresas en entornos difíciles, y permite a los clientes proteger HMI, estaciones de trabajo de ingeniería y dispositivos de campo ubicados en regiones con condiciones ambientales adversas. Así, los cortafuegos virtuales de Palo Alto sirven como entrada de enlace perimetral en estos escenarios y utilizan segmentación y políticas que permiten a los operadores controlar las aplicaciones, que se comunican a través de diferentes subredes, para bloquear amenazas de movimientos laterales y lograr el cumplimiento de la normativa.