Los ciberataques globales aumentaron un 38% en 2022

  • Endpoint

Seguridad, ataque, hacker

El ecosistema de ransomware continúa creciendo con grupos criminales más pequeños y ágiles, mientras los hackers amplían su objetivo para apuntar a herramientas de colaboración empresarial. Las instituciones académicas se han convertido asimismo en caldo de cultivo para los ciberdelincuentes.

Check Point Research (CPR) publica nuevos datos sobre las tendencias de ciberataques en 2022, que indican que estos aumentaron un 38% en 2022, en comparación con 2021. Estos números fueron impulsados por bandas de hackers y ransomware más pequeñas y ágiles, que se centraron en explotar las herramientas de colaboración utilizadas en entornos de trabajo desde casa, apuntando a instituciones educativas que cambiaron al aprendizaje electrónico después de COVID-19. Este aumento en los ciberataques globales también se debe al interés de los hackers en las organizaciones de atención médica, que experimentaron el mayor aumento en los ataques en 2022, en comparación con todas las demás industrias. CPR advierte que la madurez de la tecnología de IA, como ChatGPT, puede acelerar el número de ataques en 2023.

Varias tendencias de amenazas cibernéticas están sucediendo a la vez. Por un lado, el ecosistema de ransomware continúa evolucionando y creciendo con grupos criminales más pequeños y ágiles que se forman para evadir la aplicación de la ley. En segundo lugar, los hackers están ampliando su objetivo para apuntar a herramientas de colaboración empresarial como Slack, Teams, OneDrive y Google Drive con exploits de phishing. Esto lo convierte en una rica fuente de datos confidenciales, dado que la mayoría de los empleados de las organizaciones continúan trabajando de forma remota.

En tercer lugar, las instituciones académicas se han convertido en un caldo de cultivo popular para los ciberdelincuentes tras la rápida digitalización que emprendieron en respuesta a la pandemia de COVID-19. De hecho, el sector de la educación / investigación fue la industria número uno más atacada a nivel mundial, con un aumento del 43% en 2022 en comparación con 2021, con un promedio de 2.314 ataques por organización cada semana.

El sector de la salud ocupando el segundo lugar de todos los sectores, con la mayoría de los ataques cibernéticos registrados en los Estados Unidos. A los hackers les gusta atacar a los hospitales porque los perciben como escasos de recursos de ciberseguridad, siendo los hospitales más pequeños particularmente vulnerables, ya que carecen de fondos y personal para manejar un ciberataque sofisticado.

El sector de la salud es sumamente lucrativo para hackers, ya que su objetivo es hacerse con información de seguros de salud, números de registros médicos y números de seguridad social con amenazas directas de grupos de ransomware, exigiendo el pago bajo amenaza de que se publiquen los registros de los pacientes. Las bandas de ransomware también encuentran la atención obtenida al atacar un hospital como un atractivo punto a favor para su notoriedad.

Desafortunadamente, Check Point espera que el aumento en la actividad de ciberataques solo aumente. Con tecnologías de IA como ChatGPT disponibles para el público, es posible que los atacantes generen códigos maliciosos y correos electrónicos a un ritmo más rápido y automatizado.