El 25% de los usuarios de email reconoce haber abierto un correo de phishing

  • Endpoint

email legitimo

El correo electrónico sigue siendo una de las herramientas de comunicación preferidas, pero la seguridad sigue siendo una asignatura pendiente. Se reciben de media al día 40 emails de trabajo, de los que sólo el 50% realizan copias de seguridad. Además, algunos usuarios se envían contraseñas a su email.

Con motivo del Día Mundial del Correo que se celebra cada 9 de octubre, acens, Part of Telefónica Tech ha realizado un sondeo sobre los hábitos que tienen los usuarios con el uso del email como herramienta de comunicación. Entre las conclusiones del sondeo destaca que el 80% de los españoles usa Gmail para correos personales y Microsoft Outlook para el trabajo.

En el ámbito laboral el correo se utiliza para organizarse, enviar documentos y comunicarse con los compañeros y clientes; en el ámbito personal se usa para informarse de ofertas, registrarse en webs, reenviarse información y fotos. Por otra parte, si bien antes sólo se gestionaba el email con el ordenador, ahora el móvil se emplea en este uso. Así, se prefiere el ordenador para redactar los correos y consultarlos en el trabajo, mientras que el móvil se usa en el ámbito laboral y personal, tanto para leer los correos como para dar respuestas rápidas.

El estudio indica que el correo electrónico sigue siendo una de las herramientas de comunicación preferidas en el entorno laboral por su flexibilidad y seguridad. De hecho, para el 83% de los usuarios el uso del correo electrónico continuará siendo relevante en los próximos diez años, pese al auge de otras aplicaciones de mensajería y servicios de comunicaciones. Según señala el sondeo, se reciben de media al día 40 emails de trabajo y 15 personales.

Con todo, la seguridad continúa siendo una asignatura pendiente, ya que el 25% de los usuarios reconoce haber abierto un correo de phishing y sólo el 50% realiza copias de seguridad de sus emails laborales. Además, algunos usuarios reconocen enviarse contraseñas a su email.

En un mundo digital en que la atención es un recurso escaso, el sondeo señala cómo el correo electrónico permite el filtrado de información en función de intereses o incluso de información no deseada que se almacena como spam y no exige una respuesta o conexión instantánea, como sucede en las aplicaciones de mensajería. Según otros estudios, el 40% de los usuarios de correo electrónico responde de forma automática a los mensajes subiendo por encima del 70% en el caso de las aplicaciones de chat.