Cada vez es más difícil para los equipos de TI ofrecer soporte en seguridad

  • Endpoint

OpenText seguridad gestionada

Con los equipos de TI ocupados en la gestión de las alertas, les resulta más difícil incorporar a nuevos empleados con dispositivos seguros y aplicar parches a los dispositivos existentes. Como resultado, el coste del soporte de TI en relación con la seguridad ha aumentado en un 52%.

Recomendados: 

Caminando hacia Zero Trust, el modelo de seguridad que se impone en la empresa Evento

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

El soporte de TI es más complejo, lento y costoso que nunca, como pone de manifiesto el informe “HP Wolf Security: Out of Sight & Out of Mind”. De hecho, el 83% de los equipos de TI encuestados afirma que la pandemia ha puesto aún más presión sobre el soporte de TI debido a los problemas de seguridad de aquellos que trabajan desde casa, mientras que el 77% de los equipos de TI afirma que el trabajo híbrido ha dificultado mucho sus actividades y que temen que los equipos se agoten y consideren la posibilidad de abandonar.

El 77% de los equipos de TI afirmó que el tiempo que se tarda en clasificar una amenaza ha aumentado en el último año, mientras que se estima que el 62% de las alertas relacionadas con los dispositivos de acceso son falsas, lo que supone una pérdida de tiempo.

Con los equipos de TI ocupados en la gestión de las alertas, les resulta más difícil incorporar a los empleados e identificar las amenazas. Así, el 65% de los equipos de TI afirma que la aplicación de parches a los dispositivos lleva más tiempo y es más difícil debido al cambio masivo del trabajo en casa, mientras que el 64% afirma lo mismo sobre el aprovisionamiento y la incorporación de los nuevos empleados con dispositivos seguros. Como resultado, los equipos de TI estiman que el coste del soporte de TI en relación con la seguridad ha aumentado en un 52% en los últimos 12 meses.

“A medida que las TI siguen creciendo en complejidad, el soporte de la seguridad se está volviendo inmanejable”, explica Melchor Sanz, responsable de HP Wolf Security y CTO de HP España. “Para que el trabajo híbrido sea un éxito, los equipos de seguridad de TI deben liberarse de pasar horas aprovisionando y atendiendo las solicitudes de acceso de los usuarios para que puedan centrarse en tareas que aporten valor. Necesitamos una nueva arquitectura de seguridad que no sólo proteja contra las amenazas conocidas y desconocidas, sino que ayude a reducir la carga para liberar a los equipos de ciberseguridad y a los usuarios por igual. Aplicando los principios de Zero Trust, las organizaciones pueden diseñar defensas resistentes para mantener el negocio a salvo y recuperarse rápidamente en caso de compromiso”.