Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cada 7,5 segundos se lanza una nueva aplicación Android maliciosa

  • Endpoint

Android Malware

El adware está experimentando un verdadero renacimiento y no se debe subestimar, porque estas aplicaciones maliciosas también recopilan datos personales como ubicaciones o leen el historial del navegador, unos datos con los que los autores de malware ganan dinero.

Recomendados: 

Informe sobre el estado de los servicios de aplicación en 2020 Leer 

Gestione la exposición de su software a la velocidad de DevOps Leer

Los expertos de G DATA CyberDefense contabilizaron más de 4,18 millones de aplicaciones maliciosas en 2019, lo que representa alrededor de 11.500 nuevas aplicaciones de Android maliciosas cada día. El foco está en el adware, diseñado para acceder a los datos personales y revenderlos.

“Los ataques de malware en dispositivos Android todavía están dirigidos principalmente a particulares y menos a empresas. Aunque los fabricantes de dispositivos móviles están prestando mucha más atención al tema de la seguridad, el número de aplicaciones maliciosas está aumentando. El adware es particularmente común en smartphones y tablets. Otra tendencia preocupante es el uso de stalkerware para rastrear a las personas digitalmente”, señala Alexander Burris, investigador principal móvil en G DATA CyberDefense.

El adware actualmente está experimentando un verdadero renacimiento: se usa cada vez más en dispositivos móviles en particular. Aunque hace menos daño que el ransomware a primera vista, no se debe subestimar el adware. Porque estas aplicaciones maliciosas también recopilan datos personales como ubicaciones o leen el historial del navegador, datos con los que los autores de malware ganan dinero.

El fuerte aumento también se debe al hecho de que los desarrolladores están haciendo mejoras técnicas en su adware. Por ejemplo, eluden los programas antivirus o las restricciones del sistema operativo. Otra razón es que, a diferencia del malware malicioso como el ransomware, no hay necesidad de técnicas complejas para desarrollar aplicaciones de adware apropiadas. El esfuerzo es mínimo, y el rendimiento es máximo.

Como regla general, el adware llega involuntariamente al sistema a través de una aplicación descargada y constantemente muestra publicidad no deseada. Especialmente las aplicaciones gratuitas siempre contienen adware, como una fuente alternativa de ingresos. "Estamos viendo cada vez más la distribución de adware a través de tiendas de aplicaciones de terceros", explica Alexander Burris. "Por lo tanto, recomendamos que las aplicaciones se instalen exclusivamente a través de Google Play".

En cuanto al Stalkerware, es un software espía que también es utilizado por particulares para espiar a las víctimas y rastrearlas a cada paso. Al instalar estas aplicaciones, los atacantes obtienen acceso a noticias, fotos, aplicaciones de redes sociales, geolocalización, grabaciones de audio o cámara de sus víctimas, a veces incluso en tiempo real. Las aplicaciones se ejecutan ocultas en segundo plano sin el conocimiento o consentimiento de una víctima.

"La instalación de stalkerware en el teléfono móvil de un compañero viola los derechos humanos básicos de las víctimas. Estamos decididos a combatir esta amenaza y proteger a las víctimas, en su mayoría mujeres, del comportamiento abusivo", apunta Burris.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos