Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las pérdidas por robo y fraude online ascendieron a 2.700 millones en 2018

  • Endpoint

Fraude, Seguridad, Banca

Las denuncias más costosas desde el punto de vista financiero involucraron los ataques BEC, los fraudes románticos o de confianza, y las estafas de inversión. Cualquiera que use un dispositivo conectado puede convertirse en víctima, por lo que la concienciación es importante.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Las estadísticas recopiladas por el Centro de Denuncias de Delitos por Internet (IC3) del FBI durante 2018 muestran que el robo, el fraude y la explotación por Internet siguen siendo prácticas generalizadas y fueron responsables de 2.700 millones de dólares en pérdidas financieras en 2018.

En su Informe anual sobre el cibercrimen, el FBI informa que el IC3 recibió 351.936 denuncias en 2018, lo que representa una media de más de 900 por día. Las denuncias más frecuentes fueron por estafas al no recibir un pago o una entrega, por extorsión y por brechas de datos personales. Las denuncias más costosas desde el punto de vista financiero involucraron los ataques BEC, los fraudes románticos o de confianza, y las estafas de inversión, que pueden incluir esquemas Ponzi y piramidales. Hubo una concentración de víctimas y pérdidas financieras entre las personas mayores de 50 años.

"El informe de 2018 muestra la prevalencia de estos delitos", señala Donna Gregory, jefa del IC3. “También muestra que el coste financiero es considerable y que una víctima puede ser cualquier persona que use un dispositivo conectado. La conciencia es una herramienta poderosa en los esfuerzos para combatir y prevenir estos delitos. La información es otra. Cuanta más información llegue al IC3, mejor podrá responder la policía”.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos