Los riesgos de seguridad, entre los tres primeros obstáculos en la adopción de tecnología

  • Actualidad

ciberamenazas

La ciberseguridad, junto con el coste y objetivos de negocio poco claros, pueden limitar el despliegue de proyectos con tecnologías como cloud, Internet de las Cosas o la inteligencia artificial. Así lo sostiene un estudio de ISACA para el que ha consultado a más de 4.500 profesionales de TI en todo el mundo.

Recomendados: 

Sophos ZTNA: securizando el acceso a organizaciones en cualquier lugar Webinar

7 consejos para proteger los datos de tu empresa y vencer al ransomware Leer

Anatomía del ataque a una cuenta privilegiada Leer

La adopción de tecnologías emergentes tiene el potencial de generar eficiencia, ahorrar costes y mejorar la seguridad corporativa, pero también riesgos que debe sopesarse.

Un estudio de ISACA, basado en las respuestas de de 4.541 profesionales de todo el mundo, evaluó primero qué es la tecnología emergente para los encuestados y concluye que es aquella que les dota capacidades disruptivas significativas, que son muy efectivas en la resolución de problemas y que son recientes.

De las respuestas se desprende que el liderazgo sénior generalmente apoya la adopción de tecnologías emergentes, y que la nube (59%), la inteligencia artificial (34%) e Internet de las Cosas (27%) son las tecnologías emergentes que más están utilizando.

En lo que respecta a la motivación para adoptar estas y otras nuevas tecnologías mencionan los ahorros de costes que pueden aportar, razón que fue mencionada por el 73% de los participantes, seguida de las mejoras de ciberseguridad que pueden suponer (57%), el cumplimiento normativo (52%), su potencial para aumentar la agilidad (51%), la posibilidad de generar nuevos ingresos y de llegar a nuevos clientes (con sendos 50%).

Sin embargo, aunque el ahorro de costes impulsa a las empresas a adoptar estas tecnologías, el precio de implantarlas es una barrera para el 72% de los encuestados. En la lista de obstáculos figura en segundo lugar el riesgo que pueden suponer para la ciberseguridad, motivo citado por el 44%, y que la empresa tenga unos objetivos de negocio poco claros (42%).

El 91% de los encuestados cree que impulsaría su adopción la formación continua de los profesionales de TI, pero a día de hoy un 48% de ellos piensa que es insuficiente.

En todo caso, aunque el estudio muestra lo complejo que resulta para las empresas incorporar estas tecnologías, la mayoría de los participantes son optimistas sobre el impacto que tendrán en sus carreras (65%), en su organización (62%) y en el resto de la empresa y la sociedad en general (57%).

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos