Esto es lo que hay que buscar en un sistema de backup

  • Actualidad

backup

En la economía de los datos, los sistemas de copias de seguridad son fundamentales para proteger este activo, pero los requisitos de backup pueden cambiar rápidamente, debido a nuevas cargas de trabajo, una nueva estrategia de nube, un ataque de ransomware o nuevas normativas sobre protección de datos. Hacemos un repaso a las funcionalidades que tiene que tener una buena solución para un entorno empresarial.

Recomendados: 

España Digital 2025 Leer 

La persistencia del ransomware Webinar

Los datos están en el corazón de lo que la mayoría de las organizaciones hacen hoy en día y no protegerlos adecuadamente tiene consecuencias. Por eso, en un contexto no predecible, por los cambios en cargas de trabajo, ciberataques o en las normativas, tener una buena solución de backup es importante.

Además, según Gartner, para 2022, el 40% de las organizaciones reemplazarán sus aplicaciones de backup a partir de las desplegadas a principios de 2018", lo que pone de relieve que muchas organizaciones harán cambios importantes en su estrategia en este ámbito. Por tanto, han de tomar decisiones estratégicas sobre qué soluciones elegir.

Para cualquier empresa que se encuentre en esa posición, Iván Abad, director técnico de Commvault, hace cinco consideraciones sobre qué buscar en una solución de backup: las empresas a tomar una decisión:

- Automatización. Encontrar una solución que pueda eliminar parte de la complejidad del backup puede marcar una gran diferencia en la eficiencia y la eficacia. Buscar soluciones en las que la automatización inteligente puedan ayudar a prescindir de los elementos complejos o mundanos del proceso de copia de seguridad puede ofrecer un enorme beneficio para los ocupados equipos de TI. Según el especialista, “disponer de más tiempo para dedicarlo a las tareas más productivas, interesantes o creativas no suele ser una mala idea, y las tecnologías de automatización de copias de seguridad pueden ayudar a centrar las habilidades del equipo de TI en otras áreas de modernización”.

- Flexibilidad. Cuando se está buscando una nueva solución de backup, todo el mundo se asegura de que pueda cubrir sus necesidades actuales. ¿Pero qué pasará mañana?, ¿qué pasará si decides instalar una nueva aplicación, tecnología o servicio en la nube?, ¿podrá con ello tu solución de backup o tendrás que añadir otro sistema que incremente el coste y la complejidad? Estas son preguntas importantes que hacerse de cara a elegir una solución que acompañe al crecimiento de los datos de la empresa de cara al futuro.

- Coste. El coste puede parecer algo obvio, pero no es tan simple. Una solución barata pero que necesite más tiempo de CPU para realizar la copia de seguridad en la nube podría acabar siendo más cara. Adquirir un dispositivo de deduplicación si la empresa crece también podría encarecer la solución y lo mismo ocurre con las soluciones tradicionales de backup tipo scale-up. En este caso los modelos scale-out proporcionan más flexibilidad. También hay que pensar en si se quiere adquirir el producto mediante compra o licencia.

- Escalabilidad. En el anterior punto se mencionaba la escalabilidad. Los modelos scale-out suponen un cambio fundamental en los sistemas de copias de seguridad. Para las organizaciones que estén modernizando sus sistemas en instalaciones con infraestructura hiperconvergente, la tecnología scale-out supone algo similar para el backup. Funciona añadiendo extensiones para crecer, sin necesidad de reestructurar el diseño del backup. “A diferencia de los equipos tradicionales también se puede aumentar la capacidad de computación según crece el almacenamiento, por lo que el rendimiento está garantizado, y algunos sistemas scale-out trabajan con arquitecturas de referencia, lo que permite mantener el hardware propio, algo que también puede ser positivo”, añade.

- Consolidación. Cuando se añaden productos para ampliar el backup se crean silos, se malgasta espacio y se aumenta la complejidad. “Consolidar el backup en una única plataforma en lugar de usar distintos productos puede suponer una gran diferencia. No sólo se ahorra en infraestructura, sino que reduce la complejidad. Esto permite establecer políticas comunes para la protección de datos, sin importar dónde residan”, explica Abad.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos