Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Saber dónde están los datos sensibles es la principal barrera de una estrategia de cifrado

  • Actualidad

cifrado

Los errores de los empleados continúan siendo la principal amenaza para los datos sensibles (54%), más que la actividad de hackers externos (30%) y amenazas internas (21%)

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Presentan The Ponemon Institute y nCipher su 2019 Global Encryption Trends Study, para el que han encuestado a casi seis mil personas de diferenes industris y 14 países y que revela una rápida adopción del cifrado para proteger datos y aplicaciones. Con la rápida aparición de nuevas tecnologías digitales, nunca ha sido tan importante como ahora estar un paso adelante, dice el informe.

Entre las datos, que un 77% de los encuestados consideran que descubrir dónde residen los datos sensibles en la organización es el principal reto cuando se habla de cifrado. Además, un 42% cita el despliegue inicial de tecnología de cifrado y un 32% la clasificación de los datos que se deben cifrar.

Recoge también el estudio un incremento en el uso de módulos HSM (hardware security modules), de un 41% en 2018 al 47%. Además, casi la mitad (45%) de las organizaciones aseguran tener una estrategia de cifrado coherente para toda la empresa, con un 42% diciendo que tienen un plan de cifrado limitado que se aplica a ciertas aplicaciones o tipos de datos. Por otra parte, las empresas de los sectores de tecnología y software, comunicaciones y servicios financieros tienen el mayor uso de cifrado.

Los empleados siguen apareciendo en este informe como el eslabón débil de la cadena. Sus errores continúan siendo la principal amenaza para los datos sensibles (54%), más que la actividad de hackers externos (30%) y amenazas internas (21%)

Para el 54% de los encuestados, el principal driver del cifrado es la protección de la propiedad intelectual de las empresas u de la información personal de los clientes.

Como ya comentábamos, el uso de HSM alcanzó un máximo histórico este año, con casos de uso específicos de cifrado a nivel de aplicación (48%) y TLS / SSL (45%) encabezando las listas. La diversidad de casos de uso de HSM se mostró en su totalidad, ya que los tradicionales favoritos, como el cifrado de base de datos (36%) y PKI (29%) se unieron a los casos de uso más nuevos como el cifrado de nube pública (32%) y el aprovisionamiento de credenciales de pago (30%).

El estudio también recoge que con más datos para cifrar y cerca de 2/3 de los encuestados implementando seis o más productos separados para cifrarlo, la aplicación de políticas (73%) se seleccionó como la característica más importante para las soluciones de cifrado. En años anteriores, fue la consistencia del rendimiento la característica más importante.

Destacar por último que los requisitos de protección de datos en la nube continúan impulsando el uso del cifrado.

 

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos