El 58% de los backups fracasa y deja los datos sin protección

  • Endpoint

backup

El 76% de las organizaciones presenta una brecha de protección entre la frecuencia con la que se hace backup de los datos frente a la cantidad de datos que se puede permitir perder en caso de interrupción del sistema. Actualmente, no se hace backup de un 14% de la totalidad de datos.

Recomendados: 

Arquitecturas de Seguridad, ¿qué ventajas ofrecen? Webinar

Brechas de seguridad, ¿hay opciones? Webinar 

Veeam ha publicado su Informe 2021 de protección de datos, que muestra que, a pesar del papel clave que desempeña el backup en la protección de datos moderna, no se hace backup de un 14% de la totalidad de datos y un 58% de las recuperaciones fracasan, dejando los datos de las empresas sin protección y sin opciones de recuperación en caso de producirse una interrupción del sistema por culpa de un ciberataque.

Los encuestados respondieron que las funciones de las que disponen para la protección de datos no son capaces de seguir el ritmo a lo que demanda la transformación digital de la empresa, lo que representa una amenaza a la continuidad de las operaciones que potencialmente puede acarrear consecuencias graves tanto para la reputación como para el rendimiento de la empresa.

Además, las interrupciones no planificadas suceden con cierta frecuencia, ya que un 95% de las empresas ha tenido una en los últimos doce meses. Uno de cada cuatro servidores ha sufrido al menos una interrupción no planificada el año pasado, lo que significa que las empresas también conocen el impacto del tiempo de inactividad y de la pérdida de datos. Un 76% presenta una “brecha de protección” entre la frecuencia con la que se hace backup de los datos frente a la cantidad de datos que se puede permitir perder en caso de interrupción del sistema. Lo relevante es que las empresas son conscientes de cómo afecta esto a los resultados, más de la mitad de los directivos respondió que estas interrupciones pueden hacer que clientes, empleados y accionistas dejen de confiar en la empresa.

“Existen dos razones principales por las que no funciona el backup y la restauración: Los backups dan error o se ejecutan de tal manera que rebasan la ventana asignada de backup y, en segundo lugar, las restauraciones fracasan a la hora de cumplir los contratos de nivel de servicio que se necesitan”, explica Danny Allan, director general de recursos tecnológicos y vicepresidente sénior de estrategia de producto en Veeam. “En resumidas cuentas, si falla el backup, los datos se quedan sin protección, lo que preocupa enormemente a las empresas dado el impacto que tienen la pérdida de datos y la duración del tiempo de inactividad no planificado. Esto puede ocasionar desde quejas de los clientes a una reducción del precio de las acciones de la empresa. Lo que agrava aún más la situación es el hecho de que el panorama de amenazas digitales está evolucionando a un ritmo exponencial. El resultado es una brecha indiscutible entre la capacidad de protección de datos de las empresas y sus necesidades dentro de la transformación digital”.

Ahora que las empresas adoptan servicios TI modernos cada vez más rápido, no contar con la capacidad y los recursos adecuados para la protección de datos planteará problemas a las iniciativas de transformación digital, incluso puede hacer que fracasen. Los directivos ya notan el impacto, un 30 % admite que sus iniciativas de transformación digital se han ralentizado o interrumpido durante los últimos doce meses. En los próximos doce meses, los líderes TI intentarán reanudar la transformación digital, buscando soluciones inmediatas a los principales problemas de protección de datos y un tercio de estos líderes estará interesado en llevar la protección de datos a cloud.

“En general, las empresas están adoptando cloud porque quieren modernizar la protección de datos de forma urgente. En 2023, un 77% de las empresas en el mundo utilizará backup en cloud, lo que aumentará la fiabilidad del backup, cambiará la gestión de costes y liberará recursos TI que podrán centrarse en proyectos de transformación digital para que la empresa pueda destacar en la economía digital”, apunta Allan.

El informe indica que un 46% de las empresas en todo el mundo trabajará con un proveedor de backup como servicio (BaaS) antes de 2023 y un 51% planea adoptar la recuperación en caso de desastre como servicio (DRaaS) en ese mismo periodo de tiempo.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos