Los ciberdelincuentes sientan las bases para atacar los entornos cloud

  • Cloud

Seguridad cloud

En 2021 hubo un mayor número de ataques contra contenedores como Docker. Asimismo, los atacantes invierten de forma continua en malware único, y hasta ahora inédito, para Linux, mientras siguen buscando formas de escalar sus operaciones a través de los entornos de nube.

Recomendados: 

Nuevas tendencias en torno a la nube en 2022, a debate Webinar

Hacia la multinube y más allá Leer

Hay señales de alerta temprana de la crisis cibernética en la nube. Así lo desvela el aumento del 146% en el nuevo código de ransomware para Linux y un cambio de orientación hacia Docker que ha detectado el informe X-Factor 2021 de IBM, un escenario que proyecta que cada vez más actores podrían amenazar los entornos en la nube con fines maliciosos.

El informe destaca que en 2021 hubo un mayor número de ataques contra contenedores como Docker, que es, con mucho, el motor de ejecución de contenedores más dominante, de acuerdo con RedHat. Los atacantes se han dado cuenta de que los contenedores son un terreno común entre las organizaciones, por lo que están duplicando las formas de maximizar su ROI con malware capaz de cruzar plataformas que usan como cabeza de puente para acceder a otros componentes de la infraestructura de sus víctimas.

El informe también advierte de que los atacantes invierten de forma continua en malware único, y hasta ahora inédito, para Linux. Los datos proporcionados por Intezer revelan un aumento del 146% en el ransomware de Linux que tiene código nuevo.

Mientras los atacantes siguen buscando formas de escalar sus operaciones a través de los entornos de nube, las empresas deben centrarse en ampliar la visibilidad de su infraestructura híbrida. Los entornos de nube híbrida que se basan en la interoperabilidad y los estándares abiertos pueden ayudar a las organizaciones a detectar puntos ciegos y así acelerar y automatizar las respuestas de seguridad, señala IBM.