La seguridad, un reto a considerar antes de la adopción masiva del metaverso

  • Actualidad

Metaverso

NTT Data ha analizado en un white paper los retos que plantea la ‘economía del metaverso’, entre los que se encuentran la seguridad en este entorno, la identidad digital, los estándares y la interoperabilidad.

Recomendados 

» Digitalización y Seguridad, motor de innovación del sector financiero Informe

» Protegiendo el perímetro. Foro IT Digital Security Ya disponible

El white paper ‘The journey into building the XR & Metaverse economy: challenges and opportunities’, de NTT Data, detalla los retos para adoptar el metaverso como una nueva realidad tecnológica, así como los correspondientes pasos a seguir para acelerar esta transición. Según la firma, al igual que Internet, el metaverso no es más que otro término para referirse a los negocios del futuro, a la forma en que todos operaremos en un futuro próximo y al espacio virtual que todos habitaremos, ya sea para uso comercial, entretenimiento y para aglutinar casi todas las formas de interacción posibles.

Sin embargo, para abordar esta transición a esa nueva realidad en la que queda enmarcada XR y el metaverso, existen una serie de desafíos por delante. Por un lado, la adopción masiva del metaverso aún tiene un camino que recorrer. En este sentido, los intentos de empujar a la población general a asumir esta nueva realidad no han tenido mucho éxito por el momento, pero empiezan a existir los primeros brotes verdes en el segmento B2B. Con respecto a B2C, las generaciones más jóvenes, también conocidos como nativos digitales, ya están completamente mentalizados en torno al metaverso y las tecnologías inmersivas y sociales.

Por otro lado, está la compatibilidad con la identidad y la propiedad intelectual. Llegado el momento, empresas y sectores muy diferentes tendrán que ponerse de acuerdo sobre los nuevos marcos legales y tecnológicos que permitan la trazabilidad de los usuarios y la interconexión entre sus propios entornos. Esto tiene que llevarse a cabo de una manera que preserve una experiencia completa a los usuarios pero que, a su vez, proteja sus derechos y propiedad intelectual, respectivamente.

En tercer lugar, el informe cita la identidad digital, los estándares y la interoperabilidad. Los grandes actores tecnológicos intentarán poseer diferentes partes de lo que lógicamente debería ser un entorno abierto e inmersivo. Todos ellos ya tienen sus propias formas de gestionar o cobrar por el acceso, como por ejemplo un recargo del 30% en las compras que se realicen dentro de la aplicación que esté alojada en el metaverso. Una vez más, es necesario llegar a un acuerdo sobre cómo abordar estos conflictos comerciales esenciales. Como afirman los autores del paper, la clave será el ID del usuario interoperable, simple, útil y que agregue la información, medios de pago y adquisiciones del usuario.

Por último, será muy relevante la seguridad. Se espera que el uso de datos crezca un 1.000% en los próximos diez años. Compañías de diversos sectores ya han comprobado que existen problemas de seguridad en la nube, unos problemas que también serán trasladados al metaverso, pero, posiblemente a una mayor escala. En este punto, tendrán que ser las compañías las que traten de mantener la seguridad para cumplir la normativa y salvaguardar los intereses, tanto de las personas como de las propias compañías.

Teniendo en cuenta estos retos, NTT Data menciona un conjunto de factores para cimentar la construcción de la economía del metaverso. Primero, la infraestructura, que es la base de todo el concepto, en el que las redes inteligentes de gran ancho de banda y baja latencia (5G) proporcionan el entorno operativo en el que todas las demás capacidades y servicios pueden prosperar y crecer.

En segundo lugar, la computación espacial o informática espacial también jugará su papel en este nuevo entorno, porque plataformas de mapeo replican los espacios reales y los geolocalizan con precisión en el metaverso, mientras que los desarrolladores de contenidos utilizan herramientas de low-code y motores gráficos avanzados para construir los "edificios" virtuales, las ciudades, los centros comerciales y otras partes del entorno del metaverso.

De acuerdo con el informe, la economía del metaverso tiene que ser a su vez una economía de los creadores, en el que estos se dediquen a conceptualizar y construir componentes básicos de este nuevo entorno virtual y, a su vez, los desarrolladores puedan ofrecer un verdadero mercado a los creadores. Esta nueva economía también tendrá de forma irremediable su plataforma de pagos, que deberán ser realizados de forma segura, y en el que los monederos y las monedas digitales jugarán un papel muy relevante.

Por otra parte, habrá que construir un mundo repleto de experiencias. Las experiencias inmersivas constituyen la principal característica del metaverso y se desarrollarán y gestionarán a nivel de plataforma. Otro de los aspectos fundamentales es la interfaz humana. En la capa externa de la arquitectura que describimos se encuentra el punto de contacto para los seres humanos individuales y grupos más amplios de participantes. Esta capa tiene características tanto virtuales (avatares, identidades de Metaverso...) como físicas (hápticas, dispositivos...). Aquí se crean las puertas del nuevo mundo que el metaverso presenta a sus usuarios, reuniendo las interfaces 3D, las reglas de funcionamiento (únicas para cada usuario) y el propio espacio virtual.

Además, si realmente queremos construir una economía del metaverso, el componente comercial también tiene que tener su protagonismo, explican los autores. Sin embargo, para lograr el despegue y crear una masa crítica, cada agente comercial debe diseñar y desplegar nuevos casos de uso en este entorno, y asegurarse de que ofrecen un verdadero valor añadido a los usuarios.

Por último, el servicio de consultoría aspira a jugar un rol muy importante en esta ecuación, para minimizar el potencial de fracaso y maximizar el de éxito. La consultoría en este espacio es probable que sea específica, pragmática y se mida en función de los resultados empresariales positivos. La consultoría desembocará naturalmente en el papel de la integración, que será vital para el éxito del metaverso simplemente porque los requisitos son muy variados y los niveles de colaboración muy intensos. La integración de los miembros del ecosistema, las ideas creativas, las tecnologías, las plataformas, los procesos y las metodologías, de forma fluida y eficaz, constituirá la clave del éxito en el metaverso.

TAGS Metaverso