La identificación biométrica y la ciberseguridad, imprescindibles para la empresa digital

  • Actualidad

ciberseguridad - tendencias

En la economía digital que se está fraguando con la transformación empresarial avanzando a buen ritmo, la tecnología es fundamental y más algunas como cloud, identificación digital, blockchain y ciberseguridad, sin las que los procesos digitales no avanzarán.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento

Microsegmentación, clave para seguridad empresarial Leer

Serban Biometrics ha realizado un análisis para identificar las principales tendencias tecnológicas que serán imprescindibles en los próximos diez años para que que las organizaciones sigan siendo competitivas, ágiles y eficientes:

- Cloud: los servicios y prestaciones de la nube incrementan la generación de ingresos, da la oportunidad de ampliar el conocimiento sobre los clientes y potencian la transformación digital. Según un Informe de Eurostat del año pasado, un 22% de las empresas españolas de más de 10 empleados ya utilizan los servicios en la nube para el desarrollo de su actividad y estima que el porcentaje de penetración de servicios cloud superará el 80% en el año 2035.

Cloud añadirá valor sobre todo en cuatro áreas, según sus expertos: en analítica de datos avanzada, inteligencia artificial, experiencia del cliente, ahorros y mejoras en los procesos.

- Identificación digital: hasta hace poco, la mejor fórmula para identificar a un usuario eran las contraseñas, pero este sistema cada vez es más vulnerable ante el aumento de ciberataques. La biometría se está convirtiendo en la mejor solución. Tanto es así, que el gasto mundial en el mercado de la verificación de identidad crecerá exponencialmente, llegando a significar más de 18.000 millones en 2027, según Statista. Hoy en día ya son muchas las empresas que están implementando los sistemas de identificación digital en un sinfín de funciones, sobre todo, el sector de la banca. De hecho, sólo en los Estados Unidos, hubo 14,4 millones de víctimas de fraude de identidad en 2018, eso se podría haber evitado con sistemas de identificación basados en esta tecnología. Actualmente la biometría de voz se utilizacomo herramienta de identificación para sus empleados, sobre todo, de aquellos que están teletrabajando y no acuden presencialmente a la oficina. En el caso de la biometría facial aplicada a los seguros de accidentes ya está facilitando las gestiones de este tipo de incidentes. “Está claro en los próximos años este sector crecerá hasta límites que pocos pueden imaginar hoy", señala la firma.

Blockchain: según sus expertos, “es más que evidente que esta tecnología ha llagado para instalarse y ser parte de todas las grandes compañías". Aunque es cierto que supone un gran reto de tiempo y esfuerzo, ya está significando una verdadera revolución en numerosos procedimientos y procesos. Para la próxima década se espera que siga avanzando y se continue desarrollando hacia diferentes sectores. El sector de la banca se sitúa como uno de los focos en los que estará centrada esta tecnología, mejorando la gestión de procesos burocráticos, agilizará cada vez más las transacciones con un coste más reducido y, además, cada vez el nivel de privacidad en estas entidades será más alto.

Internet de las Cosas ya está siendo el gran hándicap de la seguridad y blockchain va a tener mucho que decir, porque al ser un sistema público y descentralizado permite validar todos los bloques y transacciones almacenados en ella, además de que no existe una única autoridad que pueda aprobar las transacciones. De esta manera, la seguridad de todos los dispositivos de la red irá aumentando exponencialmente. Por último, otro de sus beneficios irá para las redes sociales, con el objetivo de evitar las constantes violaciones de privacidad, realizar un control de datos y observar la relevancia de los contenidos.

- Ciberseguridad como máxima: si se quiere hacer frente al incremento de los ataques a las cadenas de suministro, a la clara tendencia del aumento del ransomware contra las compañías a nivel mundial y al nuevo formato de trabajo híbrido, está claro que la tendencia para los próximos años de toda empresa en ciberseguridad va a ser las estrategias Zero Trust, gracias a esta técnica garantizarán una visibilidad y un control total de todas las capas de una compañía. Además, ahora que cada año que pase el número de dispositivos conectados a una red aumentarán exponencialmente, tanto IoT como móviles, es imperioso proteger cada uno de ellos ya que esto supone un gran número de posibles brechas de seguridad con las consecuencias que ello puede tener.

TAGS Tendencias