Un 14% de los PC en España siguen con Windows 7: Kaspersky advierte de los riesgos

  • Actualidad

foto_Microsoft Windows 7

El 14% de los usuarios españoles de PC sigue teniendo como sistema operativo Windows 7, un sistema para el que Microsoft dejó de prestar soporte, incluyendo las correcciones de seguridad, en enero de 2020. Son datos de un estudio de Kaspersky, que advierte del riesgo que supone no actualizar los sistemas operativos.

Recomendados: 

Demostración de un ataque dirigido a entornos OT Webinar

Ciberseguridad industrial, protegiendo las redes IT y OT Leer 

Ciberseguridad orientada al futuro Leer 

Catorce de cada 100 usuarios en España El informe revela que un 14% de los usuarios de PC de nuestro país siguen manteniendo Windows 7 como sistema operativo, el cual dejó de recibir soporte en enero de 2020. Cuando un sistema operativo llega al final de su ciclo de vida, el proveedor no realiza más actualizaciones, ni siquiera las correcciones de seguridad más importantes.

Por suerte, el 81,4% de los usuarios tiene Windows 10, la última versión del sistema operativo de Windows, pero un 14% de los usuarios sigue empleando Windows 7, un sistema operativo que Microsoft no soporta desde enero de 2020, pese a que las empresas pueden seguir recibiendo asistencia técnica de pago para Windows 7, lo que implica un gasto extra. No son los únicos, ya que los resultados obtenidos por Kaspersky en su estudio también muestran que solo un pequeño porcentaje (menos del 1%) de los usuarios particulares y las empresas sigue utilizando sistemas operativos aún más antiguos, como Windows XP y Vista, cuyos servicios de mantenimiento finalizaron en 2014 y 2017, respectivamente. En total, contando también Windows 8, habría 17% de los usuarios españoles sigue utilizando un sistema operativo Windows sin soporte técnico.

Volviendo a Windows 7, que es que utilizan más usuarios con sistemas desactualizados, los usuarios domésticos, las pequeñas y medianas empresas (PYMES) y las microempresas se encuentran en porcentajes muy similares: 13,9% en el primero de los casos, 14,7% en el segundo y 16,9% en el caso de las empresas de menor tamaño.

A todos, particulares y empresas, Kaspersky les recuerda que, aunque sistema pueda parecer adecuado porque cubre las necesidades básicas del usuario, cuando el proveedor deja de ofrecer soporte, el sistema puede ser susceptible de sufrir ataques. Cuando los sistemas operativos llegan al final de su vida útil, las vulnerabilidades se mantendrán sin parches de actualizaciones para solventar los problemas, lo que ofrece a los ciberatacantes la posibilidad de acceder al sistema en cuestión. “Por tanto, es fundamental actualizar el sistema operativo para protegerlo y evitar problemas a la red corporativa”, explica la firma.

El hecho de conocer los riesgos que conlleva tener un sistema operativo al final de su vida útil es un punto de partida, pero es importante actuar a partir de ese conocimiento. En este sentido, Kaspersky ofrece las siguientes recomendaciones para protegerse tanto a uno mismo como a la empresa:

-- Utilizar una versión actualizada del sistema operativo y asegurarse de que la función de actualización automática está activada.

-- Si no es posible actualizar el sistema operativo a su última versión, las empresas deben tener en cuenta este vector de ataque en su mapa de amenazas y garantizar una adecuada separación de los nodos vulnerables del resto de la red. Kaspersky Embedded Systems Security ofrece soporte en este supuesto, ya que permite operar un sistema operativo tan antiguo como Windows XP SP2, que trabaja en sistemas con especificaciones muy bajas.

-- Utilizar soluciones que incluyan tecnologías de prevención de exploits, que contribuyan a reducir el riesgo de explotación de las vulnerabilidades no parcheadas encontradas en los sistemas operativos obsoletos (Windows 7 y anteriores).

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos