Una filtración de datos, causa de abandono a una marca para cuatro de cada diez españoles

  • Actualidad

Comprador 2

La confianza digital es más importante que nunca para las empresas si quieren retener a los clientes. Un estudio de Okta identifica las causas por las que los clientes españoles abandonarían una marca y es concluyente: el 74% no comprarían ni contratarían servicios si desconfían de la compañía, el 46% muestra serias reservas a la hora de comprar en un sitio web del que nunca hayan oído hablar y un 41% dejarían de utilizar permanentemente los servicios de una organización tras una filtración de datos.

Recomendados: 

Protección avanzada de datos y continuidad de negocio con Nutanix y Veeam Webinar 

Transacciones electrónicas europeas: cumpliendo con eIDAS Webinar

El proveedor de gestión de identidades y accesos cloud acaba de publicar los resultados de su Índice de Confianza  Digital, que recoge el análisis de las respuestas de 13.163 profesionales de oficina, entre los que se incluyen 1,013 españoles.  Realizado con la colaboración de YouGov, el estudio concluye que la confianza es difícil de construir, pero muy fácil de perder.

Un pequeño error basta para dañar la reputación y la confianza de forma irreparable y disuadir a clientes actuales o potenciales de utilizar los servicios o productos de una empresa.

El 41% de los encuestados en España dijeron que habían perdido la fe en una empresa debido a una filtración de datos o similar, siendo esta cifra aún más alta en Estados Unidos (56%) y Australia (40%). Como consecuencia, casi dos quintas partes de los usuarios españoles dejaron de hacer uso de forma permanente de los servicios de la compañía y, en porcentajes similares, decidieron eliminar su cuenta y tomaron la decisión de cambiar sus configuraciones.

La pandemia también parece haber aumentado la concienciación sobre la importancia de los datos digitales. El 35% ha visto la gran cobertura de los medios de comunicación sobre el tema ligada a informaciones sobre el coronavirus, lo que ha llevado al 46% a ser más precavidos sobre lo que comparten. Esto se cumple en el resto del mundo, con un gran número de trabajadores en todos los países encuestados que admiten ser más cautelosos con sus datos, en particular los de Australia (57%), Estados Unidos (47%) y Países Bajos (47%).

Según el estudio, los consumidores más jóvenes tienen una mayor tolerancia a una mala gestión de datos y seguridad de las marcas con las que trabajan. Alrededor del 33% de los jóvenes de 18 a 24 años dijeron que habían dejado de usar los servicios de una empresa de forma permanente después de una filtración, frente al 42% de los adultos de 35 a 44 años o el 49% del grupo de edad entre 45 y 54.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos