¿Estamos preparados para asumir los riesgos del metaverso?

  • Actualidad

Smartphone virtual

El metaverso ha despertado la atención de las empresas y consultoras como Gartner o Info-Tech Research Group así lo plasman en sus investigaciones. El desarrollo de modelos comerciales conllevará algunos riesgos que, desde ahora, deben tener en cuenta los departamentos de TI.

Los investigadores de Gartner afirman que actualmente el metaverso se encuentra en las primeras etapas del ciclo hype y las empresas están muy interesadas en desarrollar modelos comerciales para prepararse y poder explotar sus posibilidades cuando llegue el momento. Entre sus predicciones está que para el año 2026 el 25% de las personas pasarán al menos una hora interactuando con el metaverso.

Otra firma de análisis, Info-Tech Research Group considera que, a nivel empresarial, el espacio de trabajo es probablemente el área en la que se produzca su adopción temprana. lo que tienen mayor probabilidad de ver la adopción inicial del metaverso son lugares donde los trabajadores usan sus manos para completar tareas físicas porque “ya estamos viendo que este segmento adopta tecnologías del metaverso, al combinar dispositivos de realidad mixta, comunicaciones en tiempo real y espacios y objetos digitales inmersivos”, explica Brian Jackson, director de investigación en la práctica del CIO de la consultora canadiense.

Sin embargo, la implementación de soluciones del metaverso tendrá sus riesgos. Esta firma ha realizado un análisis para identificarlos y ayudar los departamentos de TI a mitigarlos.

Según la investigación, agregar nuevos dispositivos de realidad mixta creará más puntos de entrada para los ciberataques.

En segundo lugar, la conexión de más dispositivos con contenido altamente gráfico ejercerá más presión sobre las redes. Los puntos de acceso tendrán más conexiones para mantener, rutas de tránsito y más ancho de banda para acomodar.

Respecto a los avatares del metaverso dice que no necesariamente se verán como las personas detrás de los controles. Se necesitarán nuevas normas para garantizar que sean apropiados para un entorno de trabajo.

Finalmente, la consultora se refiere a los problemas de privacidad. En este punto destaca que enviar datos a otra plataforma conlleva el riesgo de que se exfiltren y almacenen en otro lugar, lo que presenta desafíos para las empresas que deben cumplir con la legislación como la normativa europea de protección de datos, GDPR.