El mercado de GRC superará los 97.000 millones de dólares en 2028

  • Actualidad

Seguridad riesgo

En 2021, las empresas invirtieron a nivel global más de 40.000 millones de dólares en GRC, siglas de Gobierno, Riesgo y Cumplimiento. En 2028, el valor de este mercado superará los 97.000 millones, según MarketsandMarkets. Entre los factores que impulsan el crecimiento de este mercado figuran la necesidad de las empresas de cumplir con estrictas estrictas, tener una visión holística de los datos y el aumento de los ciberincidentes.

La evolución de este mercado refleja la relevancia que tiene para las empresas determinados temas , como el cumplimiento normativo, determinados parámetros a nivel interno, la gestión de riesgos, la transparencia o la ciberseguridad.

Para Antonio Quevedo, CEO de GlobalSuite Solutions, empresa que ha desarrollado una solución de automatización de GRC, el cuidado de esta área "es clave para hacer negocios en nuestro contexto actual. Al no cumplir estos parámetros no solo se pone en riesgo el negocio por descuidar aspectos básicos, sino que también se cierran puertas, pues el tejido empresarial cada vez demanda con más fuerza que las compañías con las que trabajan sean responsables y solventes”.

Pese a que, en un nivel cada vez menor, sigue existiendo una cierta resistencia, en realidad las empresas se han hecho muy conscientes de los desafíos que han de afrontar en la era digital. Una encuesta de AllianzRisk a más de 2.600 directivos de 89 países concluyó que los ciberataques son percibidos como el mayor riesgo al que se enfrentan las empresas, citado así por el 44% de los encuestados. El resto de preocupaciones entroncan con los objetivos de GRC: interrupción del negocio, catástrofes naturales, la pandemia o cambios regulatorios ocupaban los siguientes puestos. “Las empresas están preocupadas por eventualidades que se pueden gestionar a través de una solución GRC, pero, ya sea por desconocimiento de sus opciones disponibles, o porque carecen de los medios adecuados, no terminan de implementarlo”, analiza Quevedo.

En este sentido, las soluciones GRC permiten monitorizar y coordinar las políticas y controles corporativos, examinar y evaluar los riesgos de la organización (especialmente aquellos que puedan afectar a los objetivos del negocio) y mapear y relacionar controles con requisitos de cumplimiento interno y normativo. “Todo esto lo hacen de manera automática, por lo que la empresa y sus empleados se pueden centrar en la continuidad del negocio sin preocuparse por el GRC”, subraya Quevedo.

Aunque habrá empresas que seguirán obviando la necesidad de adquirir una solución GRC porque prefieran pasar por alto los riesgos que implica para el negocio no observar estos parámetros, quienes adquieren este tipo de soluciones para gestionar su Gobierno, Riesgo y Cumplimiento hallan un gran aliado para su negocio, asegura esta compañía.