Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Un ataque DDoS puede costar tan sólo 10 dólares en el mercado negro

  • Vulnerabilidades

Seguridad, Amenaza, Hacker

Los troyanos bancarios están entre las herramientas más caras, con precios que van de los 3.000 a los 5.000 dólares. Los ciberdelincuentes no solo venden soluciones para robar datos, sino que también tienen a la venta datos de tarjetas de crédito y bancarias desde 7 dólares.

También puedes leer...

Todo sobre Spectre y Meltdown

SecOps a examen

Los mitos de las Brechas de Seguridad

La creación de un SOC

Cómo utilizar la Dark Web

Los ciberdelincuentes potenciales solo necesitan 10 dólares para lanzar ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS) que podrían paralizar una organización. Así lo indica "El informe del mercado negro: una mirada dentro de la red oscura" de Armor, que proporciona un examen en profundidad del emergente sector del cibercrimen como servicio. Según recoge el estudio, en lugar de intentar robar datos o causar daños para sus propios fines, algunos actores de amenazas ahora están ofreciendo sus servicios bajo demanda.

Para este estudio, Armor monitorizó foros y mercados clandestinos durante el cuarto trimestre de 2017. El informe sugiere que los ciberdelincuentes contratados toman su trabajo muy en serio, ya sea para suministrar herramientas de ataque en paquetes asequibles o para enseñar a los clientes cómo hacer el mejor uso de sus herramientas u ofreciendo soporte postventa.

Mientras que un ataque DDoS de una hora cuesta tan sólo 10 dólares, un ataque de un día podría costar 200 dólares, señala el informe. Los ciberdelincuentes también ofrecen tres meses de uso de un protocolo de escritorio remoto (RDP) para entrar en la máquina de una víctima individual por 35 dólares, así como kits de exploits más sofisticados, como Disdain, que van de 500 dólares por semana a 1.400 dólares por mes. No es de extrañar que los troyanos bancarios figuren entre las herramientas más caras, con precios que van de los 3.000 a los 5.000 dólares.

Sin embargo, los ciberdelincuentes no se limitan a vender herramientas para robar datos. También están poniendo a la venta datos robados de tarjetas de crédito y bancarias, con datos de Visa y Mastercard disponibles por sólo 7 dólares. Los precios aumentan a medida que la información se vuelve más detallada e identificable personalmente. De hecho, algunos criminales cobran 15 dólares adicionales por verificar un número de información bancaria (BIN).

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos