Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El coste del cibercrimen alcanzó los 600.000 millones de dólares en 2017

  • Vulnerabilidades

Dinero, Coste

Los cibercriminales se profesionalizan, y también utilizan las últimas tecnologías para conseguir mejores resultados. Lo están logrando.

También puedes leer...

Todo sobre Spectre y Meltdown

SecOps a examen

Los mitos de las Brechas de Seguridad

La creación de un SOC

Cómo sobrevivir a un ataque BEC

El mundo del cibercrimen evoluciona, tanto para que sus beneficios crezcan, y mucho. Un estudio de McAfee, en asociación con Strategic and International Studies, ha detectado que el robo de la propiedad intelectual representó una cuarta parte del cibercrimen en 2017, y que los ataques en lo que está involucrado el ransomware están creciendo rápidamente.

El informe, titulado “Economic Impact of Cybercrime - No Slowing Down”, calcula que el coste que el cibercrimen ha supuesto a la comunidad global está entre los 445.000 y 600.000 millones de dólares. Una cifra superior a los entre 345.000 y 445.000 millones de 2014, lo cual no ha sorprendido a nadie.

Rusia, Corea del Norte e Irán son las principales fuentes de ciberdelincuentes atentando contra instituciones financieras, mientras que China es más activa en los que a ciber espionaje se refiere.

Los cibercriminales se profesionalizan, ya se ha dicho en multitud de ocasiones, y también utilizan las últimas tecnologías para conseguir mejores resultados. El informe desvela que utilizan la inteligencia artificial y el cifrado para sus ciberataques, y buscan el anonimato preservado para utilizar bitcoins y otras monedas digitales.

Una de las razones por las que el coste del cibercrimen está creciendo, según el estudio de McAfee, es la existencia de una Dark Web que crea un espacio seguro para que los criminales puedan operar. En esta web oscura existen marketplaces que permiten a los cibercriminales ofrecer sus servicios o vender herramientas que puedan utilizarse para lanzar ataques, así como vender números de tarjetas de crédito robadas y otros datos.

El informe, por cierto, se ha publicado unos días después de que la Casa Blanca emitiera un comunicado en el que señalaba que el coste de los ciberataques contra Estados Unidos fue de entre 57.000 y 109.000 millones de dólares en 2016.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos