Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

En 2017 se generaron más de 8,4 millones de nuevos tipos de malware

  • Endpoint

Malware avanzado para APT_foto

Desde los inicios del malware, el volumen de nuevas versiones ha crecido continuamente. En 2017 la cifra aumentó un 22,9%, y la tendencia apunta a un crecimiento sostenido en 2018. Troyanos, adware y Programas Potencialmente No Deseados siguen aglutinando la mayoría de las amenazas.

También puedes leer...

Privacidad y protección de datos en aplicaciones móviles

Haciendo frente a la PSD2

Cambios de Paradigma en Seguridad

DMARC, protegiendo el email

Nuevo paradigma en la confianza

De acuerdo con G DATA, el año pasado, la industria del cibercrimen creó más de 8,4 millones de nuevos programas maliciosos, lo que equivale a 16 nuevos programas maliciosos por minuto, un 23% más de amenazas que en 2016, y la tendencia apunta a un crecimiento sostenido en 2018.

La segunda mitad de 2017 no alcanzó la magnitud de la primera mitad, acaparando el 41,8% del malware generado en todo el año, un 3% menos que en el mismo período de 2016. De media, cada usuario recibió 22 ciberataques en el último semestre de 2017.

Troyanos, adware y Programas Potencialmente No Deseados (PUP) siguen aglutinando la mayoría de las amenazas. La mayor parte de los tipos de malware fueron troyanos, con un 82,7% de las amenazas detectadas, mientras que el adware y los PUP se reparten un 13% y un 3,3%, de las amenazas. Estos son seguidos por backdoors, gusanos y ransomware. Mientras que el ransomware apenas fue medible en el primer semestre de 2017, su número se multiplicó por seis, hasta alcanzar una participación del 0,2% en el segundo semestre. Esto puede no sonar abrumadoramente alto, pero las familias ransomware fueron las más productivas en la segunda mitad de 2017.

“La amenaza más seria para particulares y redes empresariales es el ransomware y esto no cambiara en 2018”, asegura Ralf Benzmüller, responsable de G DATA SecurityLabs. “Aunque, si nos ceñimos a los números, su producción sigue siendo menor que la de otros tipos de troyanos, adware, PUP o, últimamente, programas maliciosos dedicados a la minería de criptomonedas, sus consecuencias son tan dramáticas que obligan a las empresas a concienciarse y protegerse. Es absolutamente imprescindible mantener actualizados el sistema operativo y todos los programas instalados en cada dispositivo, además de contar con una solución de seguridad capaz de detectar y bloquear ransomware, ataques de día cero y malware nuevo y/o desconocido”.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos