Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La seguridad se vuelve más crítica en un entorno totalmente interconectado

  • Actualidad

transformacion cambio2

A medida que abordan su transformación digital, las compañías son conscientes de que tienen que gestionar los riesgos asociados a esta evolución de sus modelos de negocio.

Las organizaciones están adaptando sus tecnologías al nuevo modelo digital, empleando los datos para innovar, crecer y competir en un mundo cada vez más interconectado.

También puedes leer...

Tratando con el Ransomware

Directrices para el Data Protection Office (DPO)

Cinco pasos para hacer del Data Masking una realidad

Lagunas de conocimiento en Ciberseguridad

Cómo cuantificar el valor de un CASB

En este contexto, con toda la innovación que están trayendo los nuevos desarrollos de plataformas y sistemas, la seguridad se vuelve más crítica y tienen que ser más fuertes ante los riesgos y ciberamenazas que van en aumento.

En el estudio Global State of Information 2018, que acaba de dar a conocer PwC, se analizan, entre otras cuestiones, cuáles son los principales riesgos que están afrontando las empresas en esta materia, a partir de 9.500 respuestas de ejecutivos de 122 países y 75 sectores.

Por un lado, se constata que el crecimiento de los dispositivos digitales obliga a reforzar el área de gestión de los riesgos. Por ejemplo, Internet de las Cosas, que interconecta a través de sensores multitud de objetos, y un consumidor cada vez más conectado, están impulsando la inversión en políticas de seguridad. Al mismo tiempo, tienen que lidiar con las regulaciones de seguridad y privacidad de los datos.

Las empresas también ven nuevos riesgos en las tecnologías emergentes y reconocen que un ciberataque ejecutado con éxito sobre sistemas robóticos o automatizados puede tener consecuencias funestas, desde la interrupción de las operaciones, hasta la capacidad de comprometer datos corporativos sensibles o dañar la calidad del producto.

Por otro lado, ha aumentado la preocupación en torno al daño que pueden causar las ciberamenazas en el ámbito integridad de los datos. El 29% de las compañías ya han sufrido pérdidas o daños en sus registros debido a un incidente de seguridad, y son conscientes de que un ciberataque puede manipular o destruir los datos corporativos y, aún más, tienen el potencial de dañar sus infraestructuras críticas.

El informe también corrobora que los empleados siguen siendo la fuente principal de los incidentes de seguridad, mientras que se está detectando que disminuyen los ataques externos, atribuidos a hackers o competidores.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos