Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La ciberseguridad de los bancos, preocupación de la UE

  • Infraestructuras críticas

Unión Europea Bandera

Los ciberataques contra entidades bancarias han aumentado tanto en número como en nivel de sofisticación en los últimos años. Los cibercriminales han encontrado nuevas vías de ataques que van más allá de obtener los datos de los clientes.

Así lo asegura Reuters que cita fuentes oficiales de la UE. Al parecer, éstas están preocupadas por el crecimiento de los ciberataques y el nivel de vulnerabilidad que pueden tener los bancos europeos.

También puedes leer...

Informe global sobre Seguridad de la Información 2016-2017

Evolución de los ataques con exploits

GDPR: todas sus claves

Riesgos de IoT en las empresas

Desarrollo de estrategias de ciberseguridad nacional

Y es que los ciberataques contra entidades bancarias han aumentado tanto en número como en nivel de sofisticación en los últimos años. Los cibercriminales han encontrado nuevas vías de ataques que van más allá de obtener los datos de los clientes.

El pasado mes de febrero, hackers lograron entrar en el Banco Central de Bangladesh, a través de SWIFT, la red financiera global que es utilizada por cerca de 11.000 bancos e instituciones financieras para transferir miles de millones de dólares cada día, y robar 81 millones de dólares.

Esto ha provocado que los reguladores hayan incrementado los requisitos de seguridad para los bancos.

Las entidades bancarias “están luchando para demostrar su capacidad para hacer frente a la creciente amenaza de intrusos que obtienen acceso no autorizado a sus sistemas y datos críticos”, destacó, el pasado mes de diciembre, la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

El siguiente paso de los reguladores europeos para impulsar la seguridad podría ser un test de estrés. Es más, y según las fuentes consultadas por Reuters, la UE quiere conocer si éste ayudaría a reforzar la seguridad y se sumaría a los controles que ya realizan cada país miembro.

La Comisión Europea también está evaluando otras iniciativas como “el intercambio de información sobre amenazas cibernética o la penetración y pruebas de resistencia de los sistemas”.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos