Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La seguridad, también en los pronósticos anuales de Dell Technologies

  • Actualidad

datos seguridad

La última de las tecnológicas que ha ofrecido su visión sobre cuáles serán las tendencias tecnológicas de 2018 ha sido Dell. Según la compañía, la seguridad tendrá un papel muy importante este año.

La seguridad es un tema crucial y así se refleja en las tendencias tecnológicas de compañías como Red Hat o BMC para este año. También en las de Dell, que acaba de avanzar su visión para estos próximos doce meses.

También puedes leer...

Spectre

Meltdown

Los cinco grandes mitos de las Brechas de Seguridad

Consideraciones para la creación de un SOC

Cómo utilizar la Dark Web para la inteligenciad de amenazas

Según la multinacional, 2018 será un año de cambios provocados en parte por la avalancha de nuevas regulaciones como GDPR. Y, por eso, dice que las empresas tendrán que priorizar la implementación de herramientas y tecnologías de seguridad cibernética, por un lado, para proteger de manera efectiva los datos y, por otro, prevenir las amenazas. “Será un imperativo creciente”, señala.

Además de en la seguridad, la firma pone su atención en tecnologías emergentes como Inteligencia Artificial (IA), Realidad Aumentada (AR), Realidad Virtual (VR) y los avances en Internet de las Cosas y cloud computing, y esto es lo que dice:

Inteligencia artificial
En los próximos años, la inteligencia artificial cambiará la forma en que empleamos nuestro tiempo actuando sobre los datos. Las empresas aprovecharán la inteligencia artificial para realizar "tareas de pensamiento" basadas en datos, lo que reducirá significativamente el tiempo que dedican al análisis, la planificación y a testear cada nueva innovación. Liberará los cuellos de botella y ayudará a las personas a tomar más decisiones de forma más rápida, sabiendo que las nuevas y buenas ideas no se quedarán estancadas.

Algunas teorías afirman que esta tecnología eliminará empleos, pero estas nuevas tecnologías también pueden crear otros nuevos. “Por ejemplo, veremos un nuevo tipo de profesional de TI enfocado en la capacitación y el reajuste en AI. Estos profesionales serán responsables de establecer los parámetros de lo que se debe y no se debe clasificar como buenos resultados comerciales, determinar las reglas de compromiso, definir las 'recompensas', etc. Una vez hecho esto, la tecnología podrá recomendar oportunidades comerciales positivas a la velocidad del rayo”, apunta.

Internet de las Cosas
A partir de 2018, daremos pasos gigantescos para incorporar inteligencia casi instantánea en ciudades, organizaciones, hogares y vehículos optimizados e impulsados por IoT. Con el coste de la potencia de procesamiento disminuyendo y un nodo conectado que se acerca a 0, pronto tendremos 100.000 millones de dispositivos conectados, y alcanzaremos el billón. “Cada objeto se volverá inteligente y nos permitirá vivir vidas más inteligentes”, explica la compañía.

Dispositivos AR
Tampoco pasará mucho tiempo hasta que las fronteras entre la realidad y la realidad aumentada comiencen a difuminarse. La viabilidad comercial de la AR ya es evidente y de la realidad virtual dice que también tiene buenas perspectivas ya que transformará el mundo del entretenimiento y de los juegos a corto plazo con las experiencias inmersivas que ofrece.

No obstante, Dell piensa que las apuestas inteligentes son sobre AR, convirtiéndose en el camino para maximizar la eficiencia humana y aprovechar el 'conocimiento tribal' de una fuerza de trabajo en evolución.

De la nube a la mega-nube
La nube no es un destino. Es un modelo de TI donde la automatización y la inteligencia se integran en la infraestructura de TI. “En 2018, las empresas se están moviendo abrumadoramente hacia un enfoque de múltiples nubes, aprovechando el valor de todos los modelos; desde pública a privada, gestionada y SaaS. Sin embargo, a medida que un mayor número de aplicaciones y cargas de trabajo se mueven en varias nubes, la proliferación de silos de cloud se convertirá en algo inevitable, lo que inhibirá la capacidad de la organización de explotar al máximo el análisis de datos y las iniciativas de inteligencia artificial. Esto también puede dar lugar a que las aplicaciones y los datos que aterrizan en la nube incorrecta provoquen malos resultados”.

Por eso, como siguiente paso, Dell opina que surgirá la "mega nube", que entrelazará múltiples nubes privadas y públicas para comportarse como un sistema coherente y holístico que ofrecerá una visión inteligente de todo un entorno de TI. 

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos