Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Kaspersky Lab pone en evidencia una vez más el problema de seguridad de los dispositivos IoT

  • Vulnerabilidades

seguridad usuarios IoT

Sus analistas han detectado múltiples vulnerabilidades de seguridad en una serie de cámaras inteligentes de la marca Hanwha Techwin. Algunas de ellas ya se han resuelto y el resto lo estarán en breve.

También puedes leer...

Todo sobre Spectre y Meltdown

SecOps a examen

Los mitos de las Brechas de Seguridad

La creación de un SOC

Cómo utilizar la Dark Web

Los expertos de Kaspersky Lab han descubierto una serie de cámaras inteligentes vulnerables a ataques remotos debido al diseño inseguro de un sistema de cloud-backbone que se creó inicialmente para que los propietarios de esas cámaras pudieran acceder remotamente al vídeo desde sus dispositivos.

Al explotar estas vulnerabilidades, los usuarios maliciosos podrían obtener acceso remoto a las fuentes de vídeo y audio de las cámaras, desactivar remotamente estos dispositivos, robar información personal o ejecutar código malicioso.

Tras el descubrimiento, los analistas de Kaspersky Lab contactaron y reportaron las vulnerabilidades a Hanwha Techwin, el fabricante de cámaras afectadas. En el momento de la publicación del informe, algunos fallos ya se han resuelto y el resto de vulnerabilidades se resolverán pronto, según el fabricante. En una declaración, ha señalado que “hemos arreglado las vulnerabilidades de la cámara, incluyendo la carga remota y la ejecución de código malicioso arbitrario. Hemos liberado firmware actualizado disponible para todos nuestros usuarios. Algunas vulnerabilidades relacionadas con la nube han sido reconocidas y se corregirán pronto”.

Los expertos detectaron que la forma en que las cámaras interactúan con el servicio en la nube era insegura y estaba abierta a una interferencia relativamente sencilla. También descubrieron que la arquitectura del servicio cloud en sí misma era vulnerable a las interferencias externas.

Es importante destacar que este tipo de ataque sólo es posible si los ciberdelincuentes conocen el número de serie de la cámara. Sin embargo, la forma en que se generan los números de serie es relativamente sencilla de encontrar a través de simples ataques de fuerza bruta: el sistema de registro de la cámara no tiene protección.

Al hacer su investigación, los expertos de Kaspersky Lab pudieron identificar casi 2.000 cámaras vulnerables trabajando online, pero sólo eran las cámaras que tenían su propia dirección IP, por lo que estaban directamente disponibles a través de Internet. El número real de dispositivos vulnerables podría ser mayor.

Además, los analistas encontraron una funcionalidad no registrada que probablemente usaba el fabricante para pruebas de Producción. Los ciberdelincuentes podrían aprovechar esta funcionalidad para enviar señales erróneas a cualquier cámara o cambiar las órdenes. Además, dicha funcionalidad en sí misma también es vulnerable. El fabricante ya ha resuelto esta vulnerabilidad y eliminado esta funcionalidad.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos