Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

EMEA recibe el 51% de los ataques DDoS que se producen

  • Vulnerabilidades

seguridad DDoS

En 2017 el ataque más potente se quedó en 62 Gbps, una caída de la potencia que responde a una mayor sofisticación de los ataques dirigidos a la capa de aplicación, que son más efectivos y requieren menos ancho de banda. El 66% de los ataques DDoS fueron multivectoriales.

También puedes leer...

Todo sobre Spectre y Meltdown

SecOps a examen

Los mitos de las Brechas de Seguridad

La creación de un SOC

Cómo utilizar la Dark Web

Los ataques de denegación de servicio o DDoS continúan creciendo y evolucionando en la zona EMEA. Así lo ha puesto de manifiesto F5 Labs, que vio como este tipo de ataques se incrementaron en un 64% durante 2017, con EMEA acaparando el 51% de los ataques DDoS identificados a nivel global.

En 2017, el ataque DDoS más potente identificado por el SOC de F5 se quedó en 62 Gbps, una caída de la potencia que responde a una mayor sofisticación de los ataques dirigidos a la capa de aplicación, que son más efectivos y requieren un menor ancho de banda. Asimismo, el 66% de los ataques reportados durante 2017 fueron multivectoriales y requirieron sofisticadas herramientas de mitigación y conocimientos muy especializados.

"Las amenazas DDoS están en aumento en EMEA en comparación con el resto del mundo, y estamos viendo cambios notables en su alcance y sofisticación en comparación con 2016", afirma Kamil Wozniak, director del SOC de F5. "Las empresas deben ser conscientes de esta evolución y asegurarse, como cuestión prioritaria, de que han implementado las soluciones correctas para detener los ataques DDoS antes de que lleguen a las aplicaciones y produzcan un impacto adverso en las operaciones comerciales".

Respecto a las soluciones implementadas, las organizaciones europeas que han decidido implementar tecnologías Web Application Firewall (WAF) para protegerse han crecido un 100% durante el último año, mientras que la adopción de soluciones anti fraude aumentó en un 76%, y la de soluciones enfocadas a identificar y mitigar ataques DDoS un 58%.

“El tráfico de la web está cada vez más encriptado, pero es imperativo que las soluciones de mitigación de ataques DDoS puedan examinar la naturaleza de estos ataques cada vez más sofisticados. Una visibilidad total y un mayor control en cada capa de la red son esenciales para que las empresas puedan mantener la credibilidad ante sus clientes. Esto será particularmente importante en 2018, con la entrada en vigor del nuevo Reglamento General de Protección de Datos", concluye Wozniak.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos