Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El precio de la tarjeta bancaria comprometida ronda los 11 dólares en España

  • Vulnerabilidades

tarjeta, consumo, pagos, dinero

El negocio del fraude de tarjetas de crédito sigue siendo una operación próspera en el mercado negro. El precio de los datos de la tarjeta varía mucho y está influenciado por una variedad de criterios que contribuyen a la tasa de éxito de la tarjeta.

La gran cantidad de infracciones de contraseñas en los últimos dos años ha ayudado a los ciberdelincuentes a diversificar sus productos y servicios mediante la adición de una variedad de nuevas credenciales robadas para la venta. La venta de datos de tarjetas bancarias sigue siendo un negocio próspero, que mueve cientos de miles de dólares en el mercado negro, como señala un artículo de RSA.

También puedes leer...

La nueva Mafia

El riesgo de los altavoces inteligentes

Los cinco grandes mitos de las Brechas de Seguridad

Consideraciones para la creación de un SOC

Cómo utilizar la Dark Web para la inteligenciad de amenazas

Las tarjetas comprometidas se clasifican en las comunidades de defraudadores en dos grupos: 'CVV2' y ‘dumps, según cómo se vieron comprometidas y el tipo de datos que se cosecharon. 'CVV2' se refiere a datos de tarjetas comprometidas a través de ciberataques dirigidos a transacciones online o comercio electrónico, y por lo tanto incluye CVV2, los tres dígitos de control en el reverso de una tarjeta. Los datos recopilados también incluyen el número de tarjeta, el nombre completo, la fecha de vencimiento y la dirección de facturación. El término ‘dumps’ se refiere a los datos de la tarjeta comprometidos a través de máquinas de punto de venta o cajeros automáticos, e incluye la información que se almacena en la banda magnética de la tarjeta. Estos datos pueden usarse luego para clonar una tarjeta física.

Cuando se trata de tarjetas comprometidas, no hay un precio establecido. El precio de los datos de la tarjeta varía mucho y está influenciado por una variedad de criterios que contribuyen a la tasa de éxito de la tarjeta, que incluyen:

Base: la base se refiere a la fuente de donde se obtuvieron las tarjetas. En casos en que los hackers son contratados por la tienda, cobrarán las tarjetas de acuerdo con la cantidad de trabajo necesaria para obtener los datos de la tarjeta. La base también indica cuándo se obtuvieron las tarjetas y qué información está disponible.

Fecha de caducidad: las tarjetas con una vida potencial más larga son más valiosas.

Información personal adicional disponible: cuanta más información personal haya, más opciones tendrá el defraudador para cobrar. Estos datos adicionales incluyen número de seguridad social, fecha de nacimiento, número de teléfono, dirección de correo electrónico y más.

Política de reembolso: algunas tarjetas pueden reembolsarse, dependiendo de la tienda y la base de donde se obtuvieron.

Seguridad de la tarjeta: las tarjetas costarán más si sus BIN no son parte de los sistemas de seguridad de autenticación de dos factores Verified by Visa o MasterCard SecureCode.

Nivel de la tarjeta: las tarjetas premium suelen tener más potencial para obtener una gran ganancia financiera y, por lo tanto, se venden a un precio más alto.

País: a menudo, el precio se ve afectado por la escasez de otras tarjetas del mismo país y la riqueza del país.

Entre los 20 países con el mayor número de tarjetas para la venta en 2017 está España, donde el precio medio de venta se sitúa en 10,73 dólares. El país con el precio más bajo es Estados Unidos, con 6,05 dólares de media, mientras que Nueva Zelanda es el país con el precio más alto, 13,90 dólares.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos