Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 7% de los internautas españoles ha sufrido robo de identidad en 2017

  • Vulnerabilidades

Ataque de seguridad

Valiéndose de estrategias fraudulentas como el phishing, los delincuentes son capaces de realizar acciones tales como acceder a cuentas bancarias, obtener créditos o contratar productos y servicios haciéndose pasar por otra persona. Según el Eurostat, España es el país de la UE con más víctimas afectadas.

También puedes leer...

La nueva Mafia

El riesgo de los altavoces inteligentes

Los cinco grandes mitos de las Brechas de Seguridad

Consideraciones para la creación de un SOC

Cómo utilizar la Dark Web para la inteligenciad de amenazas

El robo o abuso de datos personales o información privada para la usurpación de identidad es unos de los delitos que más ha aumentado en los últimos años. De hecho, según cifras de Eurostat, 7% de los internautas españoles ha sido víctima de este delito en los últimos 12 meses, en comparación con la media comunitaria, situada en el 4%, lo que convierte a España es el país de la UE con más víctimas de robo de identidad registradas. Estos datos también reflejan que una persona tarda una media de 5,4 meses en percatarse de que está siendo víctima del robo de identidad.

El auge del mundo digital está detrás del aumento de este tipo de fraude. Y es que, valiéndose de estrategias fraudulentas como el 'phishing', los delincuentes son capaces de realizar acciones tales como acceder a cuentas bancarias, obtener créditos o contratar productos y servicios haciéndose pasar por otra persona, señala Hocelot.

Antonio Camacho, fundador de Hocelot, señala que el mundo digital ha dado "un vuelco radical" al crimen, como prueba que el robo de identidad sea el delito "que más rápido crece en todo el planeta". Camacho ha destacado que los datos personales, en especial aquellos que dan acceso a cuentas bancarias o redes sociales, han adquirido "un valor incuantificable".

Además, el robo de identidad no solo afecta a los usuarios cuyos datos han sido usurpados, sino que también tiene efectos negativos para las empresas, ya que realizan inversiones en acciones que finalmente no se materializan. El principal motivo tras el fraude de identidad es la contratación de servicios o productos a través de comercios electrónicos, haciéndose pasar por otra persona. Por tanto, las propias empresas que prestan estos servicios juegan un papel fundamental en la lucha contra este delito.

 

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos