Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

¿Cuáles son las herramientas de captación de Daesh?

  • Reportajes

captacion seguridad

Una de las grandes preocupaciones actuales es el ciberterrorismo. Así lo destacó José Antonio Nieto Ballesteros, Secretario de Estado de Defensa del Ministerio del Interior, quien aseguró, durante la Jornada de Ciberseguridad, que "Daesh ha descubierto la potencialidad de Internet para sus fines", siendo la labor de captación el principal objetivo.

 “El mal se desarrolla bien”, afirmó Nieto Ballesteros, quien ha destacado que Daesh ha sabido utilizar las redes sociales e Internet como herramienta de propaganda, de captación, de formación, y de financiación.

“La conversión del terrorismo se ha convertido en un fenómeno viral”, señaló Nieto Ballesteros, quien recordó que los últimos atentados que ha sufrido Europa se realizaron por personas que “fueron captadas, adiestradas y encaminadas” en Internet.

También puedes leer...

Informe global sobre Seguridad de la Información 2016-2017

Evolución de los ataques con exploits

GDPR: todas sus claves

Riesgos de IoT en las empresas

Desarrollo de estrategias de ciberseguridad nacional

Según cifras aportadas por Nieto Ballesteros, Daesh ha sido capaz de captar a 35.000 personas en Internet. La organización terrorista dispone de “46.000 cuentas en Twitter, de las que 6.000 cuentas utilizan bots”.

“Al mismo ritmo que pierde en el espacio físico, lo gana en la Red”, destacó el Secretario de Estado de Defensa, quien ha explicado que ya se habla del “Cibercalifato Unido”, una organización que une grupos de hackers al servicio de Daesh.

Rob Wainwright, director de Europol, “informó de que se había encontrado más de 2.000 elementos extremistas en 52 plataformas”.

Redes sociales, en el ojo del huracán

En este sentido, las redes sociales se encuentran en el ojo del huracán. No en vano, desde hace ya años se acusa a éstas y a las compañías de Internet de no hacer todo lo que está en sus manos en la lucha contra el terrorismo. Un informe de la Comisión de Asuntos Internos del Parlamento del Reino Unido, hecho público hace un año, acusaba a las principales redes sociales de no estar haciendo todo lo posible para evitar el reclutamiento de yihadistas en Internet. El estudio señalaba que tanto Facebook, como Twitter y YouTube, se han convertido en un “vehículo de elección para la difusión de propaganda” e instaba a éstas a hacer más para eliminar los mensajes con contenido extremista.

No obstante, tanto Facebook como Twitter han condenado los distintos ataques terroristas que se han llevado a cabo en Europa y han sido dos de las redes sociales que más implicación está teniendo en la lucha contra el ciberterrorismo, tal y como destaca un informe de la Unión Europea. “Estamos trabajando para que están trabajando erradicar los mensajes extremistas” de sus plataformas, han señalado en numerosas ocasiones.

 

Videojuegos, nuevas plataformas de captación

Pero los terroristas no sólo utilizan las redes sociales para captar nuevos adeptos. La encriptación que proporcionan los chats de los videojuegos son utilizados tanto para la captación como para la comunicación entre los yihadista. Así lo asegura Christian Moreno, director del Máster Universitario en Criminología, Delincuencia y Victimología de la Universidad Internacional de Valencia (VIU), quien destaca que la relación de Daesh con los videojuegos “va más allá de una simple fuente de inspiración ya que ha pasado de lo virtual a lo real”. Es más, y tal y como señala Moreno, se han comprobado que determinados videojuegos “shooter” han sido utilizados como mecanismos de captación.

Christian Moreno añade que “el proceso de captación” a través del uso de videojuegos “es bastante simple a la par que complicado de perseguir y prevenir. Se utilizan los chats de las modalidades on-line para ponerse en contacto con gamers susceptibles de ser radicalizados. De aquí se invita a descargarse TOR (software que permite navegar sin que puedan conocer tu IP) para poder pasar a la deep web (webs no indexadas a las cuales no podemos acceder utilizando los buscadores convencionales). Se accede a un chat, donde pronto aparecerá un móvil que te llevará a un WhatsApp y ya estás dentro, acabas de pasar de lo virtual a lo real”.

Más allá de uso de videojuegos muy populares, Daesh ya ha comenzado la producción propia bajo dos modalidades. “Una es la personalización de videojuegos consiguiendo crear una versión del juego en el que crean personajes con estética yihadista (incluso con la bandera del ISIS) y simulan en el juego crímenes reales contra fuerzas y cuerpos de seguridad y militares, jactándose luego de ello dándole difusión a través de YouTube”, explica Moreno. “Otra modalidad empleada es la producción de sus propios videojuegos desde cero, y ya con calidad que nada tiene que envidiar a los juegos de las productoras más laureadas del sector”.

Christian Moreno hace un llamamiento a desarrollar “programas encaminados a la prevención de la radicalización en el mundo virtual, ya no solo en las redes sociales, sino también en los videojuegos, la prevención es la clave para la lucha contra la radicalización”.

 

 

Los Gobiernos llaman a la colaboración

La creciente captación de nuevos yihadistas a través de Nuevas Tecnologías ha hecho que distintos líderes políticos hayan llamado a la colaboración para poner freno al uso de redes sociales y videojuegos como herramientas de propagación de mensajes extremistas.

En este sentido, hace un año, Dimitris Avramopoulos, comisario europeo para inmigración, asuntos internos y ciudadanía, y Vera Jourová, comisaria europea de justicia, consumidores e igualdad de género, presentaron EU Forum Internet, una iniciativa que ve la luz con el objetivo de estrechar la colaboración entre los ministros del interior de la UE con máximos representantes de las principales compañías de Internet, la Europol, el coordinador de la UE para la lucha contra el terrorismo y el Parlamento Europeo.

Todos estos organismos trabajan para obtener “un enfoque común, voluntario, basado en la cooperación público-privada” que permita detectar y abordar las amenazas online.

Las conversaciones del Fórum se centran en ver de qué manera se puede proteger a los ciudadanos de la UE de la difusión de material terrorista y detectar el uso por parte de grupos afines con el terrorismo de los canales de Internet para propagar “mensajes de odio”.

Dimtris Avramopoulos aseguró que “los terroristas están utilizando Internet para difundir propaganda venenosa y esto tiene que parar. Nuestra alianza con la industria de Internet llega en el momento adecuado para hacer frente a este problema”.

“La industria de Internet puede desempeñar un papel clave en la lucha contra la radicalización online y la incitación a la no violencia”, explicó Vera Jourová. “Cada vez hay más pruebas de que la incitación al odio lleva a la violencia. Debemos intensificar el trabajo para limitar y erradicar ese fenómeno”.

 

No obstante, Jourová afirmó que “la lucha contra la incitación al odio online es un delicado trabajo que requiere definir claramente hasta dónde ciertos comentarios se pueden considerar libertad de expresión y desde dónde se cruza la línea para convertirse en discurso del odio. La libertad de expresión es un derecho que no protege el discurso del odio y la incitación a la violencia”.

Theresa May, Primera Ministra del Reino Unido, fue otra de las políticas que mostró su preocupación ante el crecimiento del uso de Internet como herramienta propagandística de captación. Tras los atentados de Londres del pasado mes de junio, aseguró que su intención es quiere las políticas de seguridad para acabar con el terrorismo.

May aseguró que el extremismo está ganando la batalla en Internet. Es por este motivo por el que el segundo de los puntos de su plan tiene al ciberespacio como eje. “No podemos permitir que esta ideología actúe en el lugar seguro que necesita para crecer. Sin embargo, eso es precisamente lo que ofrece Internet y las grandes empresas que proporcionan servicios basados en Internet”.

May destacó que “es necesario que trabajemos con los gobiernos democráticos aliados para alcanzar acuerdos internacionales que regulen el ciberespacio para prevenir acciones terroristas y mensajes extremistas”. Además, ha considerado que “tenemos que hacer todo lo posible en casa para reducir las amenazas del extremismo online”.

“Tenemos que privar a los sospechosos de sembrar el terror de sus espacios seguros online”, remarcó Theresa May, quien ha asegurado que el tercer punto consiste en no “olvidarnos de los espacios seguros que existen en el mundo real. Sí, eso significa tomar medidas militares para destruir el ISIS en Irak y Siria, pero también significa tomar medidas aquí, en casa”. 

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos