Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El escándalo de Cambridge Analytica y GDPR, ¿daños colaterales para la mensajería instantánea?

  • Normativa

Mensajería instantánea

En febrero el 72% de las compañías mostraba su preocupación por el uso de aplicaciones de mensajería instantánea de tipo doméstico dentro de sus organizaciones; un mes después ha crecido siete puntos situándose en el 79%.

También puedes leer...

Todo sobre Spectre y Meltdown

SecOps a examen

Los mitos de las Brechas de Seguridad

La creación de un SOC

Cómo utilizar la Dark Web

El escándalo de Cambridge Analytica, que ha llevado a las autoridades de Estados Unidos o Reino Unido a solicitar la comparecencia de Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, para dar explicaciones, ha avivado el debate sobre la privacidad. Esto coincide en el tiempo con la adaptación de las empresas al Reglamento General de Protección de Datos europeo, y juntos podrían ser el cóctel que dispare el recelo de las empresas sobre el uso de sistemas de mensajería doméstica por sus empleados.

Esto es lo que sostiene la empresa aggity, multinacional española que compite con WhatsApp Business. Según sus datos, el pasado febrero el 72% de las compañías mostraba preocupación por el uso, por parte de sus empleados, de este tipo de aplicaciones domésticas en su actividad profesional por posibles incumplimientos de la normativa sobre protección de datos y, ahora, en el último análisis sobre el tema, este porcentaje ha crecido hasta el 79%.

Según el sondeo de esta firma, realizado entre 180 compañías de más de 1.000 empleados, la pertenencia de WhatsApp (principal solución usada en los entornos profesionales) a Facebook ha disparado los recelos de los responsables de negocio y de tecnología hacia las brechas de seguridad que estas aplicaciones pueden incorporar a sus organizaciones y las consiguientes y elevadas sanciones que puede implicar su uso por incumplimiento de la nueva GDPR.

Además, “el escándalo por el que transita actualmente Facebook ha producido que ese recelo se haya trasladado también a la aplicación WhatsApp Business, creada específicamente para el entorno empresarial, pero cuyos datos residen en los servidores de la empresa norteamericana y no en los de la organización usuaria”, dice la compañía.

De hecho, la seguridad de los datos, su inviolabilidad y el hecho de que la organización sea la propietaria de la información es, actualmente, el requisito más demandado por, prácticamente la totalidad (98,5%) de las empresas que piensan en integrar una de estas soluciones en sus procesos de negocio.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos