Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tecnología española para proteger los teléfonos móviles contra el espionaje

  • Actualidad

Indra cibersecurity center

Con su solución de comunicaciones seguras, Indra cifra extremo a extremo las comunicaciones de voz, la mensajería y los archivos que se envían. La compañía, que completa la protección del terminal con un servicio de ciberinteligencia y securización, ha desvelado que más de 12.000 altos cargos y profesionales de empresas del Ibex y de autoridades y trabajadores del gobierno español utilizan su solución COMSec.

También puedes leer...

DNS Security for Dummies

Diez capas de seguridad para contenedores

20 Casos de uso de CASB

Los riesgos de Blockchain

Diez consejos sobre la gestión de Bots

La solución ComSEC de Indra protege más de 12.000 terminales móviles de directivos, autoridades y profesionales que manejan información sensible de sus organizaciones frente al espionaje, un problema que no deja de crecer al tratarse de la vía más eficaz y barata para espiar las negociaciones telefónicas entre dos empresas, recoger datos de los movimientos de cualquier persona y acceder a reuniones sin que nadie se percate, simplemente interviniendo la cámara y micrófono del móvil.

Cualquier acuerdo empresarial, fusión o estrategia comercial se lleva a cabo en buena parte a través del móvil. Los profesionales lo emplean constantemente para intercambiar datos sobre el desarrollo de nuevos productos o procesos legales en curso. Se trata de información que, en caso de filtrarse, afectaría directamente a la cuenta de resultados de la compañía y al éxito o fracaso de negocios en los que se han invertido meses de trabajo. Sin embargo, no se suele reparar en que la cámara o el micro del teléfono móvil que se deja sobre la mesa en una reunión pueden activarse remotamente.

Al mismo tiempo, los terminales inteligentes son cada día más potentes. Su memoria registra las llamadas y el tiempo que duran, los movimientos de su portador, la agenda de trabajo, mensajes, fotos, documentos o correos.

Esto hace que los ciberdelincuentes hayan encontrado en ellos la mejor forma de conocer los planes de una empresa prácticamente en tiempo real. Accediendo a ellos pueden seguir las reuniones internas de trabajo y las conversaciones telefónicas con clientes.

Existen asimismo startups tecnológicas que ofrecen en el mercado negro sus servicios para hackear móviles remotamente y realizar escuchas. Por eso, hoy en día resulta imprescindible que todos aquellos profesionales que manejan información estratégica los protejan de forma eficaz.

Comunicaciones móviles seguras
COMSec es una aplicación compatible con cualquier sistema operativo y modelo de smartphone, muy cómoda y fácil de utilizar, que cifra extremo a extremo las comunicaciones de voz, la mensajería y los archivos que se envían. Permite establecer multiconferencias y videollamadas y crear salas de comunicaciones para mantener reuniones seguras. Puede utilizar redes móviles, wifi o comunicaciones satelitales y es compatible con el resto de aplicaciones del móvil, tales como la agenda, cámara o email.

Según la compañía, este sistema facilita  incluso la conexión en países o zonas con poca cobertura y en momentos en los que las redes están saturadas o fallan. Reduce también el coste de las llamadas internacionales, ya que se realizan mediante el intercambio de paquetes de datos.

Esta solución se completa con un servicio de ciberinteligencia y securización móvil, mediante el que monitoriza la configuración del teléfono, las conexiones, grado de vulnerabilidad, permisos que se conceden a las aplicaciones instaladas y un largo número de variables.

También estudia el modo en que emplea cada usuario su móvil para poder identificar así cualquier situación anómala; se trata de conocer los patrones de conexión, las apps que utiliza con más frecuencia o los dispositivos desde los que se suele conectar para establecer una auténtica “biometría del comportamiento”, de modo que puedan detectar si el móvil ha sido robado o si hay terceras personas accediendo a él. Para ello, la compañía se apoya en el trabajo de su unidad de negocio de transformación digital, Minsait, que cuenta con uno de los mayores y más reputados equipos de expertos en ciberseguridad del país y una red internacional de centros avanzados de ciberseguridad o i-CSOC, que operan 24x7, los 365 días del año.

Por último, y para cuidar la seguridad del portador del móvil en países de riesgo, la compañía instala sistemas de geolocalización que el usuario puede activar si lo considera necesario y que Indra vigila para que tampoco sean intervenidos.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos