Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El proyecto COMPACT de protección a las entidades locales, a punto de cumplir su primer año

  • Actualidad

Ataque Seguridad

El Proyecto COMPACT, surgido para proteger a las administraciones locales, ha estado en funcionamiento un año. Este primer cumpleaños implica que se termina la fase de diseño y comienza la implementación de los diferentes servicios que se proporcionarán a las administraciones locales.

También puedes leer...

Privacidad y protección de datos en aplicaciones móviles

Haciendo frente a la PSD2

Cambios de Paradigma en Seguridad

DMARC, protegiendo el email

Nuevo paradigma en la confianza

¿Cuáles son los objetivos preferidos por los actores maliciosos?, ¿infraestructuras críticas, agencias de inteligencia…? Pudiera ser, pero los expertos de S21Sec nos hacer reflexionar sobre que tienen un objetivo mucho más sencillo que pueden tener un elevado impacto en las vidas de los afectados: son las administraciones públicas locales o las LPAs por sus siglas en inglés.

Son muchas las administraciones locales que ofrecen ya servicios online y, en consecuencia, son susceptibles de ser atacadas por usuarios maliciosos. “Incluso sin la amenaza de un actor externo, la cantidad de información relativa a ciudadanos que ha sido digitalizada y se encuentra almacenada en la infraestructura de cualquier administración local es enorme”, señala S21Sec.

Para protegerlas y contrarrestar los posibles riesgos y amenazas, hace ahora un año se unieron a varios socios tecnológicos europeos y ayuntamientos en el proyecto COMPACT (COmpetitive Methods to protect local Public Administration from Cybersecurity Threats).

S21Sec, empresa participante en el proyecto, explica que COMPACT, ofrece servicios de evaluación del riesgo. Cada administración local tiene que conocer los aspectos más críticos que deben solucionarse para mejorar su situación. Una vez superada esta fase, habrá que abordar las reticencias de sus empleados frente a los cursos tradicionales en ciberseguridad. Los juegos son, como en tantos otras ocasiones, la solución a este problema. Los funcionarios aprenderán jugando.

Un tercer paso consiste en proporcionar un conjunto de herramientas a las administraciones para monitorizar de forma sencilla lo que está pasando en su infraestructura, lo que les permite detectar y reaccionar ante las amenazas.

Y, finalmente, una vez tenemos todas las claves de esta proceso hay que compartirlas porque las LPAs no son completamente independientes entre sí. Además, entidades de nivel nacional o europeo pueden proporcionar consejo y apoyo, en forma de buenas prácticas o conocimiento más avanzado sobre ciberseguridad.

Siguiendo este esquema, el proyecto  ha estado funcionando durante este año el Proyecto COMPACT. Este primer cumpleaños implica que se termina la fase de diseño y comienza la implementación de los diferentes servicios que se proporcionarán a las administraciones locales.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos