Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El minado no autorizado de criptodivisas registra nuevos crecimientos en febrero

  • Actualidad

Seguridad, Datos, Inteligencia

El mes pasado estuvo marcado por la detección de amenazas relacionadas con el minado no autorizado de criptodivisas, con ratios de prevalencia que rozaron el 30%, según los técnicos del laboratorio de ESET en su barómetro mensual de seguridad.

También puedes leer...

Todo sobre Spectre y Meltdown

SecOps a examen

Los mitos de las Brechas de Seguridad

La creación de un SOC

Cómo utilizar la Dark Web

En enero sus expertos ya advertían del auge de este tipo de abusos y ahora recalcan que “no tienen visos de visos de desaparecer a corto plazo, por lo que resulta esencial tomar medidas al respecto tanto a nivel de usuario como empresarial.

Según ESET, el fuerte incremento del valor de las criptomonedas ha llevado a muchos cibercriminales a utilizar todo tipo de técnicas basadas en la inyección de código de minado en webs legítimas con el objetivo de obtener beneficios rápidos. Además, la técnica se ha ido perfeccionando en las últimas semanas.

En palabras de Josep Albors, responsable de investigación y concienciación de ESET España, “aprovechando el exploit EternalBlue, responsable de la rápida propagación del malware WannaCry, y el hecho de que muchos sistemas sigan sin aplicar los parches lanzados por Microsoft hace casi un año, algunos delincuentes han infectado un buen número de dispositivos para tenerlos bajo su control dentro de una botnet dedicada, principalmente, a la minería de criptomonedas y de nombre Smominru”.

A modo de curiosidad, ESET también menciona en su informe la detención en Rusia de varios científicos que habían utilizado un supercomputador ubicado en el Centro Nacional de la Federación Rusa para minar criptodivisas, conectándolo a Internet en el proceso. Además del uso no autorizado de recursos del Estado, podría tener importantes consecuencias para ellos ya que han conectado a una red pública un sistema que contiene información confidencial.

Las empresas, por supuesto, tienen que estar atentas, pero también los usuarios individuales, para evitar que se empleen sus dispositivos conectados para minar criptomonedas.

 

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos