Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La Casa Blanca acusa a Rusia de resldar el ataque de NotPetya

  • Actualidad

Casa Blanca

Aunque muchos expertos en seguridad ya habían señalado hacia Rusia como origen del ataque, es la primera vez que la Casa Blanca acusa de manera formal al gobierno de Vladimir Putin.

Quizá te interese...

¿Cómo tener un puesto de trabajo productivo? (IT Webinar)  

Operaciones cognitivas: IA para la gestión de operaciones de IT

Gestión de vulnerabilidades (IT Webinar) 

Recomendaciones para abordar un proceso de transformación digital

 

Tal y como publica Reuters, el ataque, que protagonizó gran parte de la actualidad el pasado mes de junio, fue lanzado por el ejército ruso y se “propagó por todo el mundo, causando daños en miles de millones de PC y provocando importantes consecuencias económicas para Europa, Asía o América”, ha destacado Sarah Sanders, secretaria de comunicación de la Administración de Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

Sanders ha asegurado que NotPetya forma parte de la campaña que está llevando a cabo Rusia para “desestabilizar Ucrania. Demuestra claramente su participación en un conflicto en curso”. Para Sanders, NotPetya fue “un ciberataque indiscriminado e imprudente que tuvo consecuencias internacionales”.

Ésta es la primera vez que la Casa Blanca acusa de manera formal a Rusia. No obstante, muchos expertos en seguridad ya habían señalado que el Gobierno de Vladimir Putin había originado el ataque.

Asimismo, la declaración se produce días después de que las agencias de inteligencia estadounidenses advirtieran de que Rusia, y otros países como Corea del Norte o China, puedan tratar de inmiscuirse en asuntos internos de Estados Unidos.

NotPetya es un ransomware que utiliza técnicas similares a WannaCry (secuestra los ordenadores y exige el pago de un rescate de 300 dólares) y que atacó a empresas de todo el mundo, entre las que se encontraban Maersk, Rosneft, Mondelez o Merck.

En el caso de España, el CCN-CERT informó, horas después de que se conociese el ataque, que ni el sector público ni ninguna empresa estratégica española se vio afectada por Petya, algo que no ocurrió con Wannacry, que tuvo grandes consecuencias para empresas como Telefónica.

Ucrania fue el país que se ha visto más afectado (atacó a sus infraestructuras críticas, como aeropuertos, el metro de Kiev, la compañía estatal de energía o el Banco Nacional) y  fue el primer país que señaló a Rusia como responsable del ciberataque. 

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos