Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Schneider Electric e INCIBE reforzarán la ciberseguridad industrial

  • Actualidad

acuerdo contrato

Expertos de ambas entidades trabajarán conjuntamente para reforzar la protección de las infraestructuras, coordinando y apoyando acciones que intensifiquen y optimicen las capacidades existentes, incluyendo la creación de un laboratorio en el que probar y poder replicar posibles ataques.

También puedes leer...

La nueva Mafia

El riesgo de los altavoces inteligentes

Los cinco grandes mitos de las Brechas de Seguridad

Consideraciones para la creación de un SOC

Cómo utilizar la Dark Web para la inteligenciad de amenazas

Con una previsión de más de 345 millones de dispositivos conectados en España en 2021, la seguridad del perímetro físico ha dejado de ser suficiente y la ciberseguridad ha pasado a ser un tema central para las infraestructuras, especialmente en entornos críticos. Para detectar y prevenir posibles ataques, será fundamental la coordinación entre todos los actores de la industria de la ciberseguridad, para intercambiar información, conocimiento y experiencias en este ámbito, como el acuerdo de colaboración firmado entre el Instituto de Ciberseguridad de España (INCIBE) y Schneider Electric.

El acuerdo representa un paso estratégico en la creación de un fuerte ecosistema español en materia de ciberseguridad basado en la colaboración y en la co-innovación. En virtud del mismo, INCIBE y Schneider Electric impulsarán estrategias e iniciativas conjuntas en el ámbito de la ciberseguridad industrial en nuestro país. El acuerdo contempla una importante dotación de equipos para impulsar la creación de un laboratorio específico en el que probar y poder replicar posibles ataques, lo que redundará en una mayor seguridad y una mejor formación de los expertos de nuestro país.

En la actualidad, muchos sistemas de control industrial utilizan tecnologías abiertas o estándares, lo que multiplica su potencial y eficiencia, pero que a su vez los expone a vulnerabilidades que antes se pensaba solo afectaban a ordenadores y sistemas informáticos. “A los sistemas tradicionales para automatizar el control industrial les estamos exigiendo nuevas funcionalidades e integrando a sistemas mayores conectados. No se trata sólo de aplicar software o poner parches, sino de cambiar una cultura y una mentalidad desde la base. La ciberseguridad debe estar ya embebida en todos los dispositivos y hacerse extensiva a todos los puntos del sistema, basándonos siempre en los estándares más exigentes”, explica José-Emilio Serra, vicepresidente de Desarrollo de Negocio de Schneider Electric, añadiendo que “ahora más que nunca debemos coordinarnos para mejorar las estrategias de defensas”.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos