Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cómo impactan la edad y la ubicación en la gestión de la seguridad

  • Actualidad

Usuario con smartphone

Un estudio de IBM, realizado en todo el mundo, muestra en sus conclusiones que la edad y la localización geográfica del usuario impactan en sus preferencias a la hora de gestión la seguridad y el acceso a sus dispositivos y aplicaciones.

También puedes leer...

Todo sobre Spectre y Meltdown

SecOps a examen

Los mitos de las Brechas de Seguridad

La creación de un SOC

Cómo utilizar la Dark Web

El estudio de IBM titulado “Security Future of Identity”, que se ha elaborado a partir de más de 4.000 entrevistas realizadas a ciudadanos en todo el mundo, profundiza en la opinión de los consumidores sobre los diferentes métodos de acceso a dispositivos y aplicaciones. Según sus conclusiones, el 67% se muestra actualmente cómodo utilizando soluciones de autenticación biométrica y el 87% afirma que lo estará en el futuro, como recogíamos hace unos días.

Según el mismo estudio, el 44% sitúa los lectores de huella dactilar como uno de los métodos más seguros de autenticación. Las contraseñas y los PINs son percibidos como menos seguros (27% y 12%, respectivamente).

Más curioso es que el documento concluye que factores como la eda y la localización geográfica impactan en nuestras preferencias a la hora de gestionar el acceso a nuestros dispositivos y aplicaciones.

Cuestión de edad…
Aunque entre los más mayores el uso de una contraseña tradicional sigue siendo la opción preferida, las generaciones más jóvenes (los menores de 35 años) muestran cada vez una menor confianza en su uso y apuestan por métodos alternativos para asegurar sus cuentas, como las tecnologías biométricas o la autenticación multifactor.

En este sentido, el 75% de los millennials (aquellos comprendidos entre los 20 y los 36 años) se siente cómodo con las tecnologías biométricas, mientras que solo un 58% de los mayores de 55 años lo hace. Quizás sea por sencillez, ya que el documento también sostiene que solo el 42% de los millennials utiliza contraseñas complejas que combinan letras, números y caracteres especiales (frente al 49% de los mayores de 55 años). Además, el 41% usa la misma contraseña varias veces (frente al 31% de los mayores de 55 años).

Los mayores de 55 años utilizan, de media, 12 contraseñas distintas, mientras que la denominada Generación Z (aquellos comprendidos entre los 18 y los 20 años) solo 5.

Por otro lado, los millennials son hasta dos veces más propensos a utilizar un gestor de contraseñas (34%) que los mayores de 55 años (17%).

… y cuestión de ubicación
Al igual que la edad, la localización geográfica tiene también influencia en la percepción y confianza de los consumidores en los nuevos métodos de autenticación. En este sentido, los ciudadanos de Asia Pacífico son los que afirman mostrarse más cómodos con las tecnologías biométricas (78%), frente al 65% de los europeos y el 57% de los norteamericanos.

Los europeos somos, por el contrario, los que tenemos una mayor costumbre de utilizar contraseñas complejas (52%), frente al 36% de los habitantes de Asia Pacífico y el 41% de los norteamericanos.

 

 

 

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos