Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Pistas para detectar que tu PC está infectado

  • Actualidad

seguridad malware

El cibercrimen no deja de evolucionar y hoy, por sus fines lucrativos, suele ser silencioso y difícil de detectar. No obstante, hay una serie de señales que son claramente indicativas de que un PC está infectado por malware y te las contamos de la mano de Trend Micro.

Los cibercriminales hacen todo lo posible para evitar ser detectados y colarse silenciosamente en los sistemas para provocar su daño y, dado el alcance global de Internet, pueden hacerlo al margen de los organismos de seguridad y de la aplicación de las leyes locales, nos explica Trend Micro.

Con la máxima discreción, el malware puede colarse en los PC, y robar contraseñas, credenciales de inicio de sesiones bancarias, contraseñas de tarjetas de crédito y otra información personal, para ser vendida en el mercado negro con fines lucrativos.

Sin embargo, en ocasiones hay señales que deberían alertarnos de que algo está ocurriendo. José de la Cruz, director técnico de la firma en Iberia, nos habla de cuatro ejemplos claros de que un ordenador está infectado.

1. Tu PC comienza a funcionar con lentitud

Algunos programas maliciosos se ocultan en el ordenador y monitorizan tu conexión a Internet, buscando datos que puedan robar, como contraseñas, tarjetas de crédito y otra información personal. Este proceso de filtrado puede ralentizar significativamente la velocidad de navegación. Una vez que un ciberdelincuente ha comprometido un PC con malware, puede cargar malware adicional para controlarlo de forma remota, ralentizándolo aún más. Un PC infectado se puede utilizar para enviar emails de spam o atacar a otros ordenadores y servidores sin el conocimiento del usuario, utilizando tanto el ancho de banda como la capacidad de procesamiento y ralentizando tu PC. Los ordenadores infectados de esta manera se llaman botnets.

2. Tus amigos reciben emails extraños enviados en tu nombre

Una de las maneras en que el malware se propaga es aprovechando la lista de contactos de sus víctimas. El malware, envuelto en un mensaje amigable, se replica y se envía por correo electrónico a sus amigos, familiares y compañeros de trabajo en un intento de infectarlos también. Este truco de ingeniería social, phishing, está diseñado para utilizar la confianza que tus amigos tienen en ti para que hagan clic en el archivo adjunto infectado o en el enlace a un sitio web malicioso. Muchas veces, estos son correos electrónicos mal redactados, que contienen obvios errores gramaticales o de edición. Sin embargo, los ciberdelincuentes se vuelven más sofisticados cada año y en estos días pueden parecer bastante legítimos, tomando prestados formularios de fuentes legítimas.

3. Barras de herramientas o extensiones no deseadas tu navegador web

Si observas que aparecen ventanas emergentes mientras navegas por la web, tu navegador podría estar comprometido por malware que ha instalado una extensión en tu navegador web sin que tú lo sepas. Esta es una forma muy peligrosa de malware, ya que puede controlar tu tráfico web y robar inicios de sesión en bancos, tarjetas de crédito y otros datos confidenciales. Identificar el robo podría estar a solo un clic de distancia.

4. Arranque de software desconocido cuando enciendes el PC

Cuando se enciende el ordenador, hay una lista de aplicaciones que se inician automáticamente durante el proceso de arranque. Uno de los trucos que utilizan los cibercriminales para infectar los PC es agregar silenciosamente su malware a esa lista.

Si te das cuenta de que las aplicaciones se cargan durante el proceso de inicio y luego se cierran rápidamente, o si no reconoces algo durante el inicio y no has instalado ningún software recientemente, podría significar que tu equipo está infectado.

Se trata de un problema serio. El malware que se ha agregado al proceso de inicio puede ser muy difícil de eliminar y es posible que se requiera un análisis exhaustivo y posiblemente una reinstalación del sistema operativo para limpiarlo. En muchos casos, lo mejor es buscar la ayuda de un técnico de soporte cualificado que se especialice en la eliminación de malware.

TAGS Seguridad, PC

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos